La digitalización ha irrumpido en el sector de la salud para modificar las fórmulas tradicionales de la medicina, desde el tratamiento hasta la relación con el paciente. Como parte de esta disrupción, las videoconsultas se presentan como una de las soluciones digitales con mayor proyección en el ámbito asistencial y así lo evidencia la evolución observada por Sanitas en los últimos años. A cierre de 2018, la compañía registró un 8% de consultas digitales, una cifra que se ha multiplicado por cinco con respecto al año anterior y que supone alrededor de 2.000 citas virtuales al mes.

Para proveer de la mejor atención médica también a través de estos nuevos canales, más de 160 médicos de la compañía han elaborado un documento que establece en qué situaciones el desarrollo de una videoconsulta se considera de utilidad o adecuado por especialidad.

¿Cómo es una consulta médica a través de canales digitales?

Según los datos de Sanitas, la mayoría de las videoconsultas se producen por teléfono y tienen una media de duración de ocho minutos. De acuerdo a un artículo publicado en The New England Journal of Medicine, los pacientes prefieren este canal de comunicación con su propio médico, que ya les trata (en el 70% de los casos, las videoconsultas tuvieron lugar con el médico habitual); además, tienen un altísimo índice de fidelidad, y es que nueve de cada diez pacientes que prueban la videoconsulta la repetirían.

“El paciente que prueba la videoconsulta, repite”, comenta Iñaki Ereño, consejero delegado de Sanitas. En este sentido, las videoconsultas crecen a un ritmo exponencial en la compañía que se ha marcado como objetivo alcanzar un 25% de consultas por vídeo a finales de 2020. “Pensamos que es necesario que el doctor nos ausculte para identificar la dolencia, pero la realidad es que en el 70% de las consultas que realizamos en Sanitas no es necesario que el médico toque al paciente para realizar un diagnóstico”, afirma Domingo Marzal, director de Innovación y Estrategia Médica Digital de Sanitas.

Se calcula que de media se emplean tres horas para realizar una visita al médico tradicional, mientras que la mayoría de las videoconsultas se resuelven en 10 minutos desde cualquier dispositivo digital, como un smartphone, una tablet o un ordenador. Medicina general, obstetricia y ginecología, psicología, dermatología y endocrinología, son las especialidades médicas que mayor número de consultas han registrado en los últimos años, junto a las urgencias generales y pediátricas. “La videoconsulta es un servicio de gran utilidad que optimiza la visita al médico, ahorrando tiempo y desplazamientos, reduce las listas de espera y puede ofrecer nuevas posibilidades a personas que viven en zonas rurales o de difícil acceso a un centro hospitalario tradicional”, añade Ereño.

Ahorrarse los desplazamientos al centro sanitario (55%), dedicar menos tiempo (49%) y resolver urgencias médicas (27%) son los tres motivos principales que señalan los pacientes de la aseguradora a la hora de apostar por esta alternativa.

Sanitas comparte su experiencia en un documento de thought leadership

El servicio de videoconsulta de Sanitas se lanzó a finales de 2015 y ya ha registrado más de 25.000 consultas médicas a través de vídeo. Esta trayectoria ha permitido a los profesionales médicos de la compañía trazar una hoja de ruta para hacer más eficiente el desarrollo de metodologías clínicas mediante vídeo.

Un equipo de más de 160 médicos de Sanitas ha elaborado una guía específica sobre las videoconsultas. Se trata de un documento informativo que recoge la experiencia de diferentes especialistas para proporcionar a otros profesionales las herramientas y conocimientos recomendados para realizar una videoconsulta por caso y especialidad. Estos documentos, pioneros en la práctica médica, estarán disponibles no solo para los profesionales de Sanitas, sino para toda la comunidad médica, para todos los profesionales que quieran ampliar conocimientos sobre la materia.

En la actualidad, más de 1.370 médicos de más de 30 especialidades atienden a los pacientes mediante vídeo con Blua, el seguro de salud totalmente digital que ofrece Sanitas y que cuenta con más de 450.000 clientes. Este equipo médico atiende en el mismo horario que los doctores tradicionales, de 8 h a 20 h, y además cuenta con el refuerzo de 21 médicos adicionales que se encargan de gestionar las urgencias generales y pediátricas y que funciona 24/7. Entre los nuevos desarrollos para potenciar este servicio, Sanitas se plantea conseguir más de 2.000 doctores conectados en el próximo año.