La Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) y la Real Fundación Victoria Eugenia (RFVE) han firmado un acuerdo marco de colaboración con el objetivo de promover y divulgar conjuntamente acciones científicas y sociales en el ámbito de la hemofilia y otras coagulopatías congénitas.

 

Entre otras actuaciones, se prevé la organización de una jornada anual con motivo del Día Mundial de la Hemofilia (17 de abril), donde cada año se hará una actualización de los últimos avances producidos en el abordaje de esta enfermedad, sin dejar de lado los aspectos más sociales y de la mano de todos los agentes involucrados.

 

Además, la RFVE apoya la celebración de la sesión científica conjunta “Avances en el tratamiento de la hemofilia”, organizada por la SEHH y la Real Academia Nacional de Medicina (RANM), y que se celebrará en Madrid el próximo 9 de mayo, a las 18:00 horas.

 

Según Jorge Sierra, presidente de la SEHH, “este acuerdo supone la consolidación de una larga trayectoria de estrecha colaboración entre ambas entidades y refuerza la presencia de nuestra sociedad científica en un área que nunca hemos dejado de lado y que, de hecho, forma una parte muy importante de la especialidad de Hematología y Hemoterapia: la Trombosis y Hemostasia. Estamos asistiendo a una verdadera revolución en el tratamiento de la hemofilia que requiere la unión de todos para remar en una misma dirección: la mejora de la calidad de vida de nuestros pacientes”.

 

Para Manuel Moreno, presidente de la RFVE, este convenio “supone un gran avance en la relación de dos instituciones que, aunque ya existía, se materializa en un documento con gran calado institucional. A la vez, permite a la RFVE, sobre todo a su Comisión Científica, aunar esfuerzos para mejorar la calidad médico-asistencial de los pacientes con hemofilia y/o coagulopatías congénitas. Para mí, es un gran gesto que acerca a nuestros profesionales hematólogos al colectivo de pacientes. Es una simbiosis nueva que supone la consolidación de algo existente en la mayoría de los hospitales y centros de hemofilia de toda España. Es, en definitiva, la afirmación de esa relación médico-paciente tan necesaria y avalada por nuestro juramento hipocrático y por nuestros propios estatutos fundacionales. Sólo se me ocurre una palabra en este momento hacia la SEHH: gracias. Y, a partir de ahora, toda la comunicación y todo nuestro respeto”.