El 15.3% de la población adulta andaluza mayor de 18 años (equivalente al 7-8% de la población general) tiene diabetes, lo que supone que total aproximado de un millón de personas con diabetes en Andalucía. Estos son solo algunos de los datos que ha dado a conocer la directora del Plan Integral de Diabetes de Andalucía, María Asunción Martínez Brocca, con motivo del XXX Congreso Nacional de Diabetes, que se celebra desde hoy y hasta el viernes en el Centro de Convenciones del Hotel Barceló Renacimiento de Sevilla.

La inmensa mayoría (90% o más) son casos de diabetes tipo 2. De ellos, una tercera parte desconocen que tiene diabetes; el resto serían las personas con diabetes tipo 2 conocida en Andalucía, que actualmente se sitúa en unas 670.000 personas. Otro 15% de la población adulta se encuentra en una situación de riesgo elevado de padecer diabetes tipo 2 (prediabetes). Además, como informa la responsable del Plan Integral de Diabetes de Andalucía, “la frecuencia de diabetes y de prediabetes en Andalucía es mayor que en el resto de España, debido fundamentalmente al exceso de peso (sobrepeso u obesidad)”.

Mortalidad

La mortalidad por diabetes está disminuyendo de forma progresiva y prácticamente lineal en las últimas décadas (periodo 1980-2017). Este descenso es evidente tanto para la mortalidad prematura (años potenciales de vida perdidos) como para la mortalidad total por diabetes, y mucho más pronunciado en mujeres que en hombres. Por este motivo, las tasas de mortalidad por diabetes en mujeres, clásicamente superiores a las de los hombres, han pasado a situarse por debajo. Este cambio de tendencia se ha producido antes (años 90) para la mortalidad prematura que para la total (años 2000).

En comparación con la mortalidad por diabetes a nivel nacional, que también ha descendido en este periodo, “el descenso en Andalucía ha sido mucho más pronunciado, de forma que a partir del 2010 las tasas en Andalucía se sitúan ya por debajo de las medias nacionales”, destaca Martínez Brocca. De forma global, según indica, “los porcentajes de descenso de mortalidad por diabetes en el periodo 1980-2017 en hombres fue del 50.6% en Andalucía frente al 28.3% en el resto de España y en mujeres del 69.9% en Andalucía frente al 31.3% en el resto de España”.

Esta importante mejora de la mortalidad por diabetes en Andalucía respecto a la nacional no se ha constatado en la mortalidad por todas las causas, ni en la mortalidad por otras causas cardiovasculares o cáncer, “lo que sugiere el efecto aditivo de factores relacionados con la propia actividad asistencial y/o a un mayor impacto en la diabetes de otros factores relacionados con su mortalidad”, apostilla la responsable del Plan Integral de Diabetes de Andalucía.

Complicaciones

En el período 2008-2014, los ingresos hospitalarios por diabetes han descendido progresivamente, tanto si se analizan sobre población total (representaría el impacto de la diabetes en los ingresos hospitalarios) como específicamente en pacientes con diabetes (representaría el riesgo de ingresar en el hospital por la diabetes). Concretamente, el riesgo de ingreso hospitalario por diabetes ha pasado de 20 a 12 ingresos por cada 1.000 personas con diabetes entre 2008 y 2014, lo que supone una reducción del 60%. Las tasas de ingresos hospitalarios por diabetes han experimentado también una evolución más favorable en Andalucía, situándose por debajo de la media nacional a partir del bienio 2005-2006.

Las complicaciones agudas de la diabetes (cetoacidosis, descompensación hiperosmolar) son poco frecuentes, con un descenso progresivo durante el mismo periodo.

Las complicaciones secundarias de la diabetes (IAM, ictus y amputaciones de miembros inferiores) suponen una causa frecuente de hospitalización, con una tendencia estable durante el periodo analizado. No obstante, y salvo en el caso de las amputaciones de miembros inferiores, el riesgo de hospitalización entre personas con diabetes por estas complicaciones se ha reducido notablemente en este periodo.

La tasa de ingresos hospitalarios por amputaciones de miembros inferiores en Andalucía es elevada, aunque en mujeres se objetiva una tendencia descendente. En conjunto, durante el periodo 1997-2013, las tasas andaluzas son globalmente superiores a la media española, si bien esta diferencia tiende a reducirse.

Atención a la diabetes

Retinopatía diabética (RD)

En Andalucía, en el marco del Plan Integral de Diabetes, se inició en el año 2004 el “Programa de Detección Precoz de Retinopatía Diabética” (PDPRD) basado en la retinografía digital y en un esquema secuencial de cribado en dos niveles (primer nivel por médico de Atención Primaria o endocrinólogo; segundo nivel por oftalmólogo de cribado) con una historia clínica compartida en un entorno telemático.

En Andalucía se ha implantado un programa poblacional de detección precoz de retinopatía diabética, que se sustenta en un entorno telemático con una historia clínica compartida entre niveles asistenciales. Este programa ha sido reconocido como Buena Práctica por la OMS y por el Ministerio de Sanidad en su convocatoria del año 2018.

El PDPRD se dirige a toda la población andaluza diagnosticada de diabetes y sin RD conocida, sobre una población diana estimada de 480.000 pacientes. Como destaca la Directora del Plan Andaluz de Diabetes, se han practicado e informado, hasta diciembre de 2018, 837.302 retinografías, en las cuales se han detectado lesiones de RD en 50.588 casos (5.7% del total), 2.962 (0.34%) de ellos en grado de retinopatía grave-proliferativa, con alto riesgo de pérdida de visión a corto-medio plazo, pero potencialmente evitable mediante tratamiento específico (fotocoagulación)”. La cobertura sobre la población diana actual es del 93%.

Hospitales de Día de diabetes

Se ha implantado la atención en régimen de hospital de Día de diabetes, dependiente de las unidades de Endocrinología, en un total de 14 hospitales, con presencia en todas las provincias andaluzas. Este dispositivo permite atender en régimen ambulatorio situaciones de especial complejidad (descompensaciones de la diabetes, gestación y diabetes, pie diabético de evolución tórpida, implantación de sistemas de infusión continua de insulina).

Implantación de tecnología aplicada a la diabetes

En abril de 2018 se incorporaron a la cartera de servicios del SSPA dos tecnologías de elevado impacto: el sistema de monitorización flash de glucosa para la población pediátrica con DM tipo 1 (4-18 años) y los sistemas integrados o bomba-sensor para la población pediátrica y adulta con DM1 y situaciones de dificultad en su control bien definidas. Actualmente, según resalta Martínez Brocca, “contamos con un total de 2.674 pacientes pediátricos usuarios de sistema flash y 100 pacientes usuarios de sistema bomba-sensor, con financiación y seguimiento en el SSPA”.

En este contexto, se ha diseñado un sistema de monitorización de datos de glucosa en usuarios de sistema flash que permite el registro de la población beneficiaria, la integración de los datos de glucosa en la historia del paciente y el seguimiento de los resultados en salud.