Homenajes, sesiones científicas extraordinarias y actos simbólicos (como la iluminación de la Torre del Oro de Sevilla) son solo algunos de los actos previstos por la Sociedad Española de Diabetes para celebrar su 65 cumpleaños. El evento se ha hecho coincidir con la celebración en Sevilla del XXX Congreso Nacional de esta Sociedad Científica, que actualmente cuenta con más de 2.000 socios.

Entre otras actividades, se rendirá tributo a ilustres miembros pioneros de la Sociedad Española de Diabetes, ya fallecidos. Así, algunas de las salas de sesiones del Congreso cambiarán su denominación habitual para pasar a llamarse por unos días como expertos relevantes de la SED: Rodríguez Miñón, Pallardo Peinado, Espejo Gómez de Avellaneda, Escobar Jiménez, María Isabel Fernández Fernández e Isabel Valverde Alonso, cuyas reseñas biográficas se publican por primera vez en el programa oficial del Congreso.

Además, como resalta el Prof. Santiago Durán, presidente del Comité Científico Local, “se celebrará una sesión monográfica en la que van a participar los compañeros que han desempeñado la función de presidentes de la SED en los últimos 40 años. Esto permitirá contar en una misma mesa con expertos españoles que han forjado la actual brillantez de la investigación básica y clínica de la diabetes en España y que han contribuido al desarrollo de la SED: los doctores Manuel Serrano Ríos, Enrique Blázquez Fernández, Alberto De Leiva Hidalgo, José Antonio Vázquez García, José Luis Herrera Pombo, Bernat Soria Escoms, Ramón Gomis de Bárbara, Sonia Gaztambide Sáenz, Manuel Aguilar Diosdado, Edelmiro Menéndez Torre y nuestra actual presidenta Anna Novials Sardà.

La iluminación de la Torre del Oro con el color azul de la Federación Internacional de Diabetes y el logo del 65 aniversario servirá también para que la Sociedad civil tome conciencia del servicio prestado a los pacientes durante tan dilatado periodo de tiempo.

Una vida ligado a la SED

La SED se fundó en 1954, bajo la iniciativa del Dr. José Luis Rodríguez Miñón. Como él mismo indicaba en sus escritos fundacionales, “antes de fundarse la Sociedad los temas de diabetes se trataban en los congresos de la Sociedad de Aparato Digestivo y de la Nutrición. Yo conseguí que los compañeros de la Sociedad de Endocrinología nos cedieran una tarde para la SED y pocos años después nos hicimos independientes funcionando por nuestra cuenta”. En los primeros 22 años de la SED solo se celebraron 3 congresos y desde entonces, los últimos 43 años, los 28 congresos restantes.

Ahora, el XXX Congreso tendrá también un sabor especial para su presidente organizador. Este evento servirá al Prof. Santiago Durán de colofón a su actividad profesional como Catedrático de Endocrinología en activo (prestando servicios de docencia superior desde 1971 al 2018: 47 años). Según recuerda, “mi primera participación como ponente fue en el tercer congreso de la SED, celebrado en Madrid en 1976. He procurado estar presente en todos ellos y doy fe del alto nivel científico alcanzado y de la progresiva apertura a la sociedad civil del contenido de los mismos”.

Entre los principales avances que ha apreciado en los congresos de la SED en este largo periodo de tiempo, el Prof. Durán apunta “la excelencia conseguida”, destacando también “la creciente incorporación de investigadores básicos y de los especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria, de los enfermeros implicados en el cuidado a los pacientes diabéticos y del resto de especialistas médicos vinculados a la historia natural de los pacientes diabéticos”. Igualmente, añade, “la Federación Española de Diabetes también ha participado de forma activa en las actividades paralelas de nuestros congresos en los últimos diez años”.

La extensa y exitosa trayectoria profesional del Prof. Durán también le ha permitido ser partícipe y testigo de los avances en el conocimiento y manejo de la diabetes. En su discurso de ingreso en la Real Academia de Medicina y Cirugía de Sevilla, titulado “Tratamiento de las personas con diabetes mellitus: 1968-2018. 50 años de progresos”, ponía de relieve como el panorama de la asistencia sanitaria a las personas con diabetes ha evolucionado positivamente en los últimos 50 años. “Los cambios en el último medio siglo son mayores que los producidos nunca (tanto en el ámbito de la diabetes como en otras especialidades médicas de referencia)”, afirma este experto.

Futuro de la SED

El 65º aniversario de la SED también se toma como punto de partida para adoptar un nuevo rumbo en esta sociedad científica y para incorporar algunas novedades. Se ha elaborado un plan estratégico con el objetivo final de mejorar el posicionamiento de la SED, “para que ésta sea la sociedad científica referente de la diabetes en España, que acoge a todos los profesionales que trabajan en ella”, apunta la Dra. Anna Novials, presidenta de esta sociedad científica. Dentro de este proyecto, una de las líneas de avance más relevantes ha sido la elaboración de un plan de comunicación con un equipo de profesionales y el desarrollo de una plataforma tecnológica. Como destaca la presidenta, “podremos comunicar con más facilidad y eficiencia, tanto a nivel interno como externo, y podremos optimizar y potenciar la oferta formativa para nuestros socios)”.

Como indica la actual presidenta, “se pretende fomentar una sociedad científica transversal y multidisciplinar”. Entre otros objetivos a corto plazo, según destaca la Dra. Novials, “apostamos por la captación de jóvenes profesionales con una visión amplia y global de la diabetes; sin duda, necesitamos jóvenes endocrinólogos, médicos de Primaria, enfermeras, dietistas, psicólogos, podólogos, farmacéuticos, biólogos, bioquímicos, cardiólogos, nefrólogos,…en definitiva, a cualquier profesional sanitario implicado en el estudio y manejo de la diabetes”. La misión, según expone, “es trabajar juntos y, en un futuro próximo, colaborar más estrechamente con nuestros pacientes”. Para la Dra. Anna Novials, “la creación de una gran asociación española para la diabetes es un reto de futuro”.

Otro objetivo prioritario por parte de la SED es fomentar su internacionalización, “estableciendo y fortaleciendo lazos y colaboraciones con sociedades científicas de diabetes de todo el mundo, para favorecer el intercambio de conocimientos”.