La residencia DomusVi Nuestra Señora del Camino celebró un encuentro intergeneracional en el que participaron más de 50 niños del colegio Camino de Santiago de la localidad leonesa, Virgen del Camino. En la jornada, entre otras actividades, se presentó el libro ‘Soy fan de mi abuel@’, que recopila recuerdos y anécdotas redactados por los nietos de los residentes de los centros DomusVi de toda España.

 

Los mayores de la residencia DomusVi Nuestra Señora del Camino recibieron a los niños de 5º de primaria del colegio público Camino de Santiago. Juntos, unas 80 personas, asistieron a la presentación del libro ‘Soy fan de mi abuel@’, impulsado y editado por DomusVi. El libro engloba relatos narrados por los nietos de los usuarios de las residencias de la compañía y en ellos se destaca qué les han aportado los mayores a esa segunda generación de descendientes que tantas veces han ayudado a criar y con los que han pasado un sinfín de horas.

 

Tras la presentación, mayores y niños se dividieron en grupos y participaron en un concurso de adivinanzas, acertijos y refranes diseñado a medida por el equipo del centro para la jornada. Los mayores prepararon con antelación, en diversos talleres de estimulación cognitiva, las adivinanzas y los dichos que luego tuvieron que resolver los alumnos. Aurora, una residente de 78 años, afirmó haber disfrutado mucho la experiencia “ya que los niños traen vida”. De la misma opinión fue su compañera Doris, de 90 años, quien se acordó de sus nietos a los que tiene lejos.

 

Las actividades de carácter intergeneracional tienen múltiples beneficios probados, tanto para los más pequeños como para los mayores. En el caso de las personas mayores, cuando trabajan con niños, las tareas y los aprendizajes adquieren mucha más significación y aumentan sus niveles de ánimo y de autoestima.