Cardioalianza, asociación nacional de pacientes cardiovasculares que agrupa a 51 asociaciones locales y que cuenta con más de 21.000 pacientes asociados, está celebrando los días 6 y 7 de mayo el V Congreso de organizaciones de pacientes cardiovasculares; un encuentro dirigido este año a la formación para empoderar a las entidades de pacientes en materia de política sanitaria y aumentar el conocimiento en cuanto al control de los factores de riesgo cardiovascular, comunes en muchas patologías.

En este sentido, desde Cardioalianza se quiere incidir en que la prevención de estas enfermedades se basa en el correcto control y tratamiento de los principales factores de riesgo cardiovascular, como la diabetes mellitus, la hipercolesterolemia, la hipertensión, la obesidad y el tabaquismo. Además de ello, es fundamental seguir un estilo de vida saludable basado en la práctica regular de ejercicio y una alimentación equilibrada.

Justamente con el objetivo de empoderar a las organizaciones de pacientes y seguir avanzando en la representación eficaz de su colectivo, este año se impartirán varias sesiones y talleres de formación orientadas a dotar del conocimiento y las herramientas necesarias a los representantes de las entidades de pacientes con el objetivo que se refuercen como agente activo en la toma de decisiones sanitarias.

Por ello, se impartirán varias sesiones entre las que se destacan: una sesión de formación sobre cómo está organizado nuestro Sistema Nacional de Salud y los distintos organismos que lo integra,  impartida por el Dr. Boi Ruiz, director de la Cátedra de Gestión Sanitaria y Políticas de Salud de la Universidad Internacional de Cataluña (UIC); una formación sobre qué es y cómo podemos controlar las exacerbaciones de algunas enfermedades cardiovasculares como la insuficiencia cardíaca, ofrecida por la Dra. Laura Morán del Servicio de Cardiología del Hospital 12 de Octubre;  una sesión sobre cómo reconocer la diabetes y su relación con la ECV, impartida por el Dr. Álvaro Aceña, médico adjunto de Cardiología del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, el Dr. Rafael Hernández, cirujano cardíaco del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz y D. Gerardo Vera, director de teatro y paciente diabético; además se presentará una herramienta para calcular la edad del corazón a partir de la medición de los factores de riesgo, en cuyo desarrollo ha colaborado el Dr. Leopoldo Pérez de la Isla, jefe de la Unidad de Imagen Cardiovascular del Hospital Clínico San Carlos.

Asimismo, en el marco del Congreso también se prevén talleres para compartir buenas prácticas, de definición de su plan de representación e incidencia política, de desarrollo de acciones para la mejora del riesgo vascular y de la adherencia terapéutica. De igual forma, dentro de este contexto Cardioalianza ha celebrado esta mañana su asamblea general en la que han aprobado la gestión del 2018 y el plan de acción de 2019.

Nuestro objetivo como representantes de los pacientes cardiovasculares es y seguirá siendo trabajar para mejorar su salud y calidad de vida y, para lograrlo, es básico que todos entendamos que la atención sanitaria debe de dejar de centrarse en tratar enfermedades para empezar a tratar a personas con necesidades derivadas de un problema de salud. Ya no estamos hablando de ganar años de vida sino de ganar años en calidad de vida”, señala la presidenta de Cardioalianza, quien añade que, “nos queda aún mucho camino por recorrer, pero desde Cardioalianza seguiremos trabajando para representar los intereses de nuestro colectivo ante la administración pública, mediante la presentación de propuestas de mejora en la atención sociosanitaria y actuando en todo momento como interlocutores cuando así nos lo ofrezcan. Para que ello sea factible, pero, hemos de trabajar para profesionalizar a las entidades representantes de los pacientes y, en este sentido, la formación debe ser el pilar fundamental de cualquier organización de pacientes”.

Datos sobre la enfermedad cardiovascular en España

Las enfermedades del sistema circulatorio son la primera causa de morbilidad y mortalidad en el mundo y también en nuestro país, que se producen principalmente debido a trastornos del corazón y de los vasos sanguíneos. En el año 2017 fueron las responsables de 122.466 muertes producidas en nuestro país, representando el 28,8% del total de defunciones y posicionándose directamente como primera causa de muerte en nuestro país, por delante del cáncer (26,7%) y de las enfermedades respiratorias (12,2%).

Por géneros, las enfermedades del sistema circulatorio fueron la primera causa de mortalidad femenina (279,7 muertes por cada 100.000) y la segunda entre los varones (246,1). Así lo demuestran los datos publicados por el Informe Nacional de Estadística (INE) dónde se refleja que los fallecimientos por estas causas aumentaron un 2,8% en las mujeres y un 1,6% en los hombres en el último año.