Robótica colaborativa, blockchain, inteligencia artificial y ciberseguridad serán las tecnologías que conducirán a las empresas a la innovación, según han concluido expertos nacionales e internacionales durante el Congreso CIBITEC19 que se ha celebrado en Madrid.

 

Ha quedado evidenciado, en sesiones que han contado con la participación de más de 60 ponentes, que la transformación digital no afecta exclusivamente a la industria, si no a sectores clave de la economía como sanidad, defensa, agroalimentación, energía o movilidad. Los expertos han analizado cómo las nuevas tecnologías que protagonizan la cuarta revolución industrial están cambiando estos sectores, ayudándolos a superar los retos cada vez más ambiciosos demandados por los consumidores, que requieren productos y servicios personalizados, mayor flexibilidad y tiempos de producción más cortos.

 

El debate durante la jornada de hoy se ha centrado en la transformación cultural que deben llevar a cabo las empresas y organizaciones para afrontar la nueva era digital. En esta línea, David Romero, del Tecnológico de Monterrey (México), ha afirmado que “el reto de la transformación es una amenaza que solo podrán convertir en oportunidad las entidades que sobresalgan en la ejecución de una estrategia centrada en el cliente”.

 

Pero la tecnología no lo es todo. Dominarlas proporcionará una ventaja competitiva, sin embargo solo aquellas empresas que sepan gestionar el componente humano conseguirán alcanzar la verdadera transformación digital.

 

La gestión del talento ha sido otro de los temas analizados en CIBITEC19. Según Brian Subirana, del Massachusetts Institute of Technology, “las generaciones actuales serán las últimas que acumularán experiencias”. Por este motivo, la institución norteamericana está investigando nuevos métodos de enseñanza que alternen formación teórica y periodos prácticos, lo que permitirá fijar mejor los conocimientos.

 

La apremiante transformación cultural que debe acompañar a la transformación digital requiere de la participación de la mujer.  Sara Gómez, directora del Proyecto Mujer e Ingeniería de la Real Academia de la Ingeniería, ha destacado en su ponencia que “si las mujeres no se incorporan a la construcción de este nuevo mundo que se nos viene encima, corremos el riesgo de que no se tengan en cuenta nuestras necesidades, nuestros deseos y nuestros intereses”. Además, apunta que si se lograra la paridad entre hombres y mujeres se añadirían 160.000 millones de euros al PIB de España.

 

La segunda edición del Congreso Iberoamericano de Ingeniería y Tecnología ha sido clausurado por Francisco Ibáñez, directivo de la Comisión Europea, Sebastián Ortiz, director general de Economía Digital del Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicación de Paraguay; Galo Gutiérrez, director general de Industria y Pyme del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo; y Óscar García, director de la ETS de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid.