Este sábado, la Jove Banda Simfònica de Barcelona ha ofrecido un concierto solidario dirigido especialmente a personas con Alzheimer, cuidadores y familiares de los afectados, vinculadas tanto a la Fundación Pasqual Maragall como a la Associació de Familiars de Malalts d’Alzheimer de Barcelona (AFAB).

En un escenario privilegiado e histórico como la basílica de Santa María del Mar de Barcelona y bajo la batuta de Antonia Luengo y Daniel Mestre, las jóvenes promesas de la Jove Banda Simfònica de Barcelona ha interpretado piezas de grandes compositores como Johannes Brahms y canciones tan populares como We Are The World junto a la Coral Càrmina, el Orfeò Atlàntida y el coro Ovnisingers. Todos ellos han dedicado su música a las más de 700 personas inscritas, entre las que se encontraban afectados, familiares y personas con alguna relación con el Alzheimer.

No se trataba de un concierto solidario cualquiera, ya que su razón de ser iba ligada al efecto terapéutico que la música ha demostrado tener en los enfermos de Alzheimer. Según un estudio publicado hace un par de años en la prestigiosa revista Brain, la región relacionada con la memoria musical seria mucho más resistente en comparación con otras zonas afectadas del cerebro. Así pues, la música tendría el poder de pulsar el botón de las emociones de un recuerdo a pesar de que este ya se haya olvidado, haciendo sonreír, emocionando o incluso haciendo bailar a la persona que escucha.

La iniciativa, impulsada por la Associació Musical Andreuenca y la Jove Banda Simfònica de Barcelona, ha contado con la colaboración de la Fundación Pasqual Maragall y de la AFAB, así como la participación del Ayuntamiento de Barcelona y de las otras agrupaciones musicales que han acompañado a la JOBSB durante su actuación.

Todas aquellas personas que deseen colaborar aún pueden hacer un donativo a través de la Fila 0 desde la web de la Fundación Pasqual Maragall, que irá destinado a sus proyectos de investigación científica para vencer a la enfermedad de Alzheimer y a los proyectos sociales de la AFAB.

¡La AFAB y la Fundación Pasqual Maragall, unidas por un futuro sin Alzheimer!