La mayoría de los varones con incontinencia urinaria pueden mejorar en sus síntomas e incluso llegar a revertirlos por completo. Sin embargo, esta patología continúa siendo motivo de vergüenza, especialmente entre los hombres, lo que explica que oculten su afección y no pidan ayuda médica. De hecho, seis de cada diez hombres afectados no acuden al médico para buscar una solución1, pese a que existen opciones terapéuticas muy eficaces para superar este problema. Y la mitad de los que finalmente dan el paso aplaza durante más de un año su consulta con el especialista[1].

Superar este tabú es posible y compartir los temores y miedos con la familia puede ser un primer paso. Con este propósito, Tena Men, de Essity, ha puesto en marcha la campaña La mejor muestra de amor. La iniciativa, que coincide con la celebración este 15 de mayo del Día Internacional de las Familias, pretende crear espacios de diálogo en el hogar para abordar esta dolencia y superar la vergüenza.  Adicionalmente, se han repartido ya alrededor de 2000 kits  TENA Men para ayudar a varones con incontinencia urinaria a mejorar su calidad de vida.

El impacto psicológico de la incontinencia urinaria está en el origen del aplazamiento en la petición de ayuda especializada. Inseguridad, pérdida de autoestima, depresión o aislamiento son algunos de los síntomas más frecuentes. Nueve de cada diez varones, por citar un ejemplo, reconocen sentirse inseguros e incluso haber padecido algún episodio depresivo[2].  Esta factura emocional lleva a quienes padecen pérdidas de orina a limitar las actividades de su vida diaria hasta el punto de comprometer sus relaciones sociales y laborales, su vida sexual o sus horas de sueño1. Algunas cifras ayudan a entender mejor la magnitud del problema. Así, la mitad de los varones con incontinencia descansa peor por tener que levantarse varias veces durante la noche; el 45% reconoce que afecta a su vida sexual y dos de cada diez destacan que dificulta el desarrollo de su trabajo2.

Algunas estimaciones apuntan que uno de cada cuatro varones a partir de los 40 años[3] ha experimentado pérdidas de orina. La mayoría de ellos desconocen, sin embargo, que hay soluciones para vencer el problema. De hecho, casi cuatro de cada diez hombres no saben que existen productos específicos para tratar esta afección[4].

La iniciativa de Tena Men ofrece cinco consejos muy prácticos para ayudar a los varones a dar el paso y superar el problema:

  1. Actívate: identifica lo que te sucede y consulta con tu médico.
  2. Infórmate: conoce que tipo de incontinencia tienes para buscar soluciones.
  3. Cuídate: una buena alimentación y ejercicios hipopresivos o Kegel pueden mejorar la afección.
  4. Relájate: evita el estrés y disfruta de tus aficiones.
  5. ¡Conquista la cima!: no dejes que la incontinencia afecta a tu día a día.