Cerca de la mitad de los ingresos hospitalariosde pacientes psicogeriátricos con trastornos de conducta graves se ha evitadogracias a la Unidad de Atención en Crisis al Paciente Psicogeriátrico en el domicilio, un servicio pionero y único en España que ofrece el Hospital Mare de Déu de la Mercè. Estos resultados se han presentado en las XXIV Jornadas de Actualización en Psicogeriatría, organizadas por el Hospital Sagrat Cor de Martorell de Hermanas Hospitalarias, y que se celebran hoy y mañana en el Hospital San Rafael de Barcelona.

La Unidad de Atención en Crisis al Paciente Psicogeriátrico en domicilio arrancó como programa piloto en el año 2015 en el norte de Barcelona y en el 2016 empezó a dar servicio a toda la ciudad. Actualmente, gracias a un concierto con el CatSalut, el servicio ha podido desplegarse con mayor intensidad. El director médico del Hospital Mare de Déu de la Mercè, el doctor Pedro Roy, afirma que con este recurso se han podido evitar alrededor de un 50 % de ingresos en el medio hospitalario, continuando el seguimiento de los pacientes en el domicilio o derivados a consultas externas.

La población atendida en esta unidad son personas mayores de 65 años con un trastorno mental o demencia que presentan alteraciones conductuales disruptivas que dificultan el manejo clínico. Los trastornos de conducta son muy frecuentes en este colectivo, en concreto, la prevalencia en personas con demencia es del 90 %. “Estas alteraciones agravan el deterioro cognitivo y funcional del paciente y precipitan la institucionalización”, advierte el Dr. Roy.

Así, estos pacientes requieren, con frecuencia, de múltiples intervenciones de atención primaria y urgencias, por lo que copan buena parte de estos recursos de salud, con el desgaste que esto conlleva tanto para el propio enfermo como para los cuidadores”, explica la doctora Carme Bassedas, coordinadora de este recurso del Hospital Mare de Déu de la Mercè.

Por tanto, uno de los objetivos principales de la Unidad de Atención en Crisis al Paciente Psicogeriátrico es la detección de estas alteraciones conductuales y síntomas psiquiátricos graves en el domicilio, permitiendo actuar con una mayor celeridad, ya que un equipo inter y multidisciplinar se encarga de evaluar y tratar al paciente en su entorno más próximo. “Este procedimiento incrementa la satisfacción de la persona tratada y del cuidador, optimiza los recursos evitando las derivaciones inapropiadas y dota a las personas de la toma de decisiones compartida, que asegurará la mejor solución en el momento preciso”, afirma la Dra. Bassedas.

Este servicio ha atendido en 2018 a un total de 412 personas de más de 65 años, de las cuales 337 se han registrado como nuevos casos. La clave de su óptimo funcionamiento es el trabajo en red entre Atención Primaria, hospital general, Servicios Sociales y el equipo especializado en Psicogeriatría del Hospital Mare de Déu de la Mercè que trata al paciente.

Según el director médico del Hospital de la Mare de Déu de la Mercè, los potenciales pacientes de esta Unidad de Crisis pueden acceder desde cualquier servicio de atención a la salud, aunque las principales vías de entrada son a través del médico de atención primaria y los servicios de urgencias de Psiquiatría de los hospitales. El doctor Pedro Roy sostiene que el paciente no queda desvinculado de la atención primaria, sino que trabajamos “en conjunción”, de una forma muy funcional e integrada, lo que proporciona una “gran agilidad”.

La hospitalización psiquiátrica domiciliaria, una tendencia al alza
La hospitalización domiciliaria de la gente mayor con algún tipo de trastorno mental representa una tendencia al alza. Aunque se trata de un servicio diferente al ofrecido por el Hospital Mare de Déu de la Mercè, la hospitalización psiquiátrica en domicilio también está presente en el Hospital Sagrat Cor de Martorelldesde noviembre de 2017. Dicho modelo cumple la función de acercar el profesional médico al paciente en su propio domicilio, evitando en la medida de lo posible su ingreso hospitalario.

Así, en el Hospital Sagrat Cor de Martorell existe un mayor porcentaje de ingresos de personas de más de 65 años en Hospitalización Domiciliaria que en la Unidad de Agudos, una circunstancia que, según el doctor Luis de Miguel, psiquiatra adjunto del Hospital Sagrat Cor de Martorell, se produce en el conjunto de Unidades de Agudos de Cataluña. “Esta situación se debe, entre otros factores, a los problemas de movilidad de estos pacientes, a una mayor reticencia de las familias y los propios médicos a los ingresos hospitalarios de personas mayores y a las posibles complicaciones en su estado por el simple hecho de arrancarlos de su medio”, señala.