El Día Mundial del Medio Ambiente se celebra el 5 de junio de cada año y, en ese marco, Amavir organiza distintas actividades en sus residencias para concienciar a sus usuarios, familiares y trabajadores acerca de la importancia de cuidar el ecosistema y luchar contra el cambio climático.

Entre estas actividades se incluyen charlas sobre la importancia del cuidado del entorno y cómo reciclar correctamente los desperdicios; talleres de elaboración de manualidades con material reciclado; visitas a parques y centros de interpretación natural cercanos a los centros; plantación de árboles, arbustos y flores en los jardines y huertos terapéuticos, etc.

El compromiso de Amavir en materia medioambiental está recogido en su política integrada, donde se compromete, por un lado, a la implantación de medidas que reduzcan el impacto ambiental de su actividad y conciencien a los usuarios, familiares y profesionales sobre la importancia de cuidar el medio ambiente, con el compromiso de colaborar especialmente en la lucha contra el cambio climático; y por otro, a desarrollar planes y acciones para la mejora en la gestión de los recursos. Estas actividades se desarrollan desde la Dirección de Calidad y Medio Ambiente de la compañía, en colaboración con la Dirección de Mantenimiento y la Dirección de Comunicación y Desarrollo Corporativo.

Debido a su actividad, los principales retos ambientales a los que se enfrenta Amavir son los relativos a la optimización del uso de los recursos y de la energía, la minimización del impacto generado por la producción de residuos y la emisión de gases contaminantes que contribuyen al calentarmiento global, manteniendo en todo momento los máximos estándares de calidad y confort hacia los usuarios. En este contexto, Amavir cuenta con un protocolo de climatización y otro de gestión de residuos y tiene implementada una herramienta de telemedida, en colaboración con Telefónica, que le permite llevar a cabo un control de las curvas de consumo de electricidad, gas y agua en los centros.

Amavir es transparente con sus grupos de interés en la difusión de sus datos medioambientales, que se recogen en sus memorias anuales de actividad y responsabilidad social corporativa. En 2018, el consumo energético de la compañía se situó en 61.443.196 kwh. mientras que el consumo de agua fue de 420.289 m3. El total de emisiones generadas al medio ambiente por Amavir en 2018 ascendió a 14.532,35 TnCO2 eq.

Hay que recordar que la política de compromiso de Amavir con el medio ambiente fue reconocida el año pasado con el Premio SENDA en Responsabilidad Medioambiental como reconocimiento a la estrategia de eficiencia energética y reducción del impacto ambiental de la compañía gracias a la mejora en la gestión de la climatización de sus centros. Era la primera vez que el grupo editorial SENDA incluía esta categoría en su convocatoria anual de premios.