Previsión Sanitaria Nacional (PSN) ha presentado públicamente Salup, su nuevo seguro de asistencia sanitaria. La iniciativa, en la que el Grupo lleva varios años trabajando, nace con el objetivo de recuperar la esencia de la atención sanitaria, fundamentada en la relación médico-paciente y la libertad y dignidad de los profesionales sanitarios. El nuevo seguro permite la máxima personalización de las coberturas de tal modo que cada individuo puede configurar un seguro prácticamente único y adaptado al 100% a sus necesidades y posibilidades.

Salup es un seguro que responde a las necesidades de personalización de cada persona. En este sentido, presenta una estructura modular con la que los clientes podrán diseñar su solución aseguradora a medida dentro de un esquema de garantías elegibles que posibilita más de 7.000 combinaciones. De igual modo, Salup permite ajustar el nivel de copago que se desee asumir para reducir la prima del seguro, así como acceder a coberturas no aseguradas en condiciones ventajosas. “Nuestro seguro no es barato porque una atención sanitaria de calidad no puede serlo. No buscamos seguros low cost. Ofrecemos un producto de máxima calidad y eso tiene un coste, pero la personalización que ofrece ayuda a que cada persona pueda adaptarlo a sus necesidades de atención y a sus posibilidades económicas”, ha afirmado Miguel Carrero, presidente del Grupo PSN.

Con Salup “hemos querido volver la mirada hacia la atención integral, continua, con calidad y calidez dirigida al individuo, la familia y la comunidad, y que se contemple al individuo como persona que siente y padece dentro del contexto de su familia y de su entorno sociocultural como un ser humano y social”, ha explicado Carrero.

Por eso, Salup propone un modelo flexible basado en un Programa Personal de Salud que será elaborado conjuntamente, con el apoyo de un profesional sanitario. “El modelo de prevención individual activa diseñado por Salup utiliza estudios epidemiológicos, de medicina preventiva y técnicas actuariales con las que se mide y predice el impacto de los riesgos para la salud de manera individual. El objetivo es que cada persona se implique activamente en disminuir sus riesgos de enfermedad y, sobre todo, su impacto a largo plazo” ha subrayado Fidel Campoy, director general de Salup. Según Campoy “este modelo se concreta en un Programa Personal de Salud que agrupa acciones y controles que capacitan a cada persona a manejar y controlar los riesgos para su salud en el marco de un programa personalizado y científico”. Y todo ello de la mano de una figura clave en el modelo: el médico personal.

En este sentido, uno de los pilares de Salup es la recuperación del médico de cabecera como Médico Personal. Esta figura adquiere un compromiso global con la salud de las personas, no solo la asistencia sanitaria sino también hacia la promoción y prevención de la enfermedad, asumiendo el seguimiento de los Programas Personales de Salud. Para Fidel Campoy, “tener un Médico Personal es tener un médico en la familia porque posee un conocimiento que va más allá de la actividad puramente asistencial y que es fundamental para que la atención sea individualizada y para ayudar a cada persona en la toma de decisiones que afecten a su salud”.

La oferta aseguradora en el campo de la salud tradicionalmente ha centrado su modelo asistencial en el especialista y “la principal consecuencia de este hecho es la despersonalización de la relación médico-paciente y la falta de visión integral de la persona” según el presidente de PSN.

Adicionalmente, el modelo asistencial de Salup fomenta el trabajo en equipo de todos los profesionales de la salud, ligados por la Historia Personal del Paciente. Por eso, en la Red Sanitaria de Salup se han incluido todo tipo de profesionales sanitarios, como otro de los valores diferenciales de modelo. Más allá del peso preponderante que el médico ha tenido en la atención sanitaria, Salup incorpora la Enfermería, la Odontología, la Fisioterapia, la Podología… y la Farmacia. En este último caso, se trata de la primera vez en la que un seguro de salud privado reconoce y sitúa a estos profesionales en el primer plano asistencial. El farmacéutico asume un rol activo en el modelo de Salup. Colaboración en el control de crónicos (glucemia, sobrepeso, presión arterial…), adherencia al tratamiento o sistemas de dosificación personalizados (SDP) son algunas de las funciones retribuidas que desarrollarán las farmacias de la Red Salup y que tendrán reflejo en la Historia Personal de Salud. De hecho, “en la Historia Personal de Salud, el paciente tendrá toda la documentación sobre su salud, completa y actualizada de forma automática: informes médicos, tratamientos activos y pasados, profesionales que le han atendido, llamadas de urgencias…”, según el director general de Salup. Y todo ello “está disponible en una única herramienta digital, independientemente del centro sanitario al que acuda. Además, en este nuevo modelo es el paciente quien decide con quién comparte su información de salud y por cuánto tiempo, porque es el único dueño de esos datos”.

Asimismo, el modelo aporta información detallada de cada profesional sanitario, desde su formación hasta sus áreas de capacitación específicas, con el objetivo de que los pacientes puedan tomar las mejores decisiones. También podrán acceder a las prestaciones de forma digital, sin necesidad de solicitar autorizaciones, agilizando así todos los procesos.

Salup ya ha cerrado o ultima en algunos casos acuerdos con algunos de los principales grupos hospitalarios para la incorporación a su cuadro sanitario de todos aquellos profesionales que lo deseen, siempre y cuando asuman el compromiso de calidad que exige el modelo. Entre ellos, Grupo Quirón, HM Hospitales, HLA, IMED, Hospiten, Viamed Sevilla, Clínicas Red Asistencial Juaneda, Hospital y Centros Virgen de la Caridad y Hospital Mesa del Castillo, entre otros.

Máximo compromiso con la profesión

Tras la presentación pública de Salup, que ha tenido lugar en la sede del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid, se ha procedido a la escenificación de este nuevo modelo de seguro de asistencia sanitaria mediante el Juramento Hipocrático, símbolo del compromiso absoluto del modelo con los valores tradicionales de la Medicina, así como con todos los componentes deontológicos en la práctica de la profesión. El Juramento se ha realizado en el Gran Anfiteatro del Colegio, en su día Aula Magna de la Facultad de Medicina, reforzando este escenario y su historia la importancia del profesional en Salup. En este acto han intervenido, además de Miguel Carrero, el presidente del Colegio de Médicos, Miguel Ángel Sánchez Chillón, y el presidente del Consejo General de Colegios de Médicos (CGCOM), Serafín Romero.

Carrero ha manifestado que “el Juramento Hipocrático sienta las bases de la relación médico-paciente, y es por eso que Salup quiere estar en este acto, ya que aquí se aúnan el simbolismo y el compromiso de la excelencia de la asistencia sanitaria. Hoy la sanidad suma un miembro más con Salup, un seguro que nace con un fuerte compromiso ético”.

Por su parte, Sánchez Chillón ha puesto en valor la simbología de escenificar el nacimiento de Salup en el Gran Anfiteatro del Colegio, verdadero templo de la medicina española. “Que aquí nazca este proyecto, en un sitio en el que si bajamos la voz aún escuchamos a tan ilustres personalidades, es una prueba más de que este era el lugar y el día adecuado”, ha dicho.

Serafín Romero, en su intervención, ha felicitado a Previsión Sanitaria Nacional por este nuevo proyecto, “tan unido a la profesión médica y al mundo sanitario en general”. Romero ha subrayado la trascendencia del Juramento Hipocrático, señalando que la puesta de largo de Salup renueva el compromiso social de la profesión médica. Además, el presidente del CGCOM ha aludido a uno de los citados elementos centrales del modelo Salup, la relación médico-paciente, recordando el esfuerzo que distintas instituciones, entre ellas la que preside, están realizando para conseguir que sea reconocida como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.