En concreto, una mujer nacida en España en 2017 puede vivir 69,9 años de vida saludables, mientras que en el caso de un varón la estimación es de 69 años, mientras que para Suecia el dato es de 71,9 años para las mujeres y 73,2 para los hombres.

Asimismo, Funcas destaca que se estima que para 2040 España se convertirá en el país con mayor esperanza de vida del mundo, superando por primera vez a Japón. Ya en 2017, España tenía la mayor esperanza de vida entre las mujeres y la segunda entre los hombres en la Unión Europea.

En relación a la esperanza de vida de las personas que han cumplido 65 años, España se sitúa solo por detrás de Francia. En ambos países, se espera que las mujeres de esa edad alcancen los 88 años y los varones, los 85. Sin embargo, en Francia, de los 23,6 años adicionales que se estima pueda vivir una mujer de 65 años, menos de la mitad (10,6 años, el 45%) serían con buena salud. En el caso de los hombres, de los 19,5 años adicionales a partir de los 65, solo 9,5, el 45%, serían saludables.

En España, los porcentajes son más elevados, lo que significa que las personas mayores disfrutan de buena salud durante una mayor parte de la tercera edad. En concreto, los hombres viven casi dos tercios (64%) de la esperanza de vida a partir de los 65 años con buena salud, y en el caso de las mujeres, la proporción correspondiente supera la mitad (53%). En este sentido, el país de la Unión Europea con mejores registros es Suecia, con un 73% entre las mujeres y un 80% entre los hombres.

Por otro lado, el estudio de Funcas también señala que España ocupa el puesto 15 (de 128) en el ranking de los países más seguros del mundo, según el ‘Global Finance’ de 2019, que también recoge este número de Focus. El índice mide tres indicadores: riesgo de conflictos armados, seguridad personal y riesgo de desastres naturales. Europa es la región del mundo en la que más países se sitúan en los primeros puestos del ranking. Entre los 20 países más seguros del mundo, 12 son europeos.