La Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha abonado a 6.250 personas en situación de dependencia de la Comunitat Valenciana, la devolución de 27,2 millones de euros correspondientes al ‘copago encubierto’ que aplicó el anterior Gobierno en las prestaciones económicas de las personas dependientes entre los años 2012 y 2015.

La secretaria autonómica de Atención Primaria y Servicios Sociales, Helena Ferrando, ha explicado que, a lo largo de esta semana «se ha devuelto de oficio a 1.909 personas dependientes un total de 7,2 millones de euros correspondientes a las reducciones que se aplicaron entonces en estas ayudas», y que se suman a las 4.014 personas que ya cobraron la devolución el pasado mes de noviembre, por un importe en ese momento de 18’4 millones.

Además de estas devoluciones, se ha realizado también el abono de la cantidad de 1,6 millones a familiares de 327 personas dependientes ya fallecidas y que también sufrieron estos recortes. A todas estas personas se les informó por carta de la resolución que reconoce el derecho del cual fueron privadas y la cuantía que le corresponde.

Se trata de una cantidad de dinero que el anterior Gobierno recortó a las personas con la dependencia reconocida en las prestaciones económicas que recibían y que aplicó desde 2012 hasta 2015. Estos recortes fueron anulados posteriormente en 2016 por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

Helena Ferrando ha recordado que «una de las primeras decisiones del Consellfue eliminar este ‘copago encubierto’ que venía a recortar las prestaciones que percibían las personas dependientes, de manera que algunas de ellas pasaran a no cobrar más de 20 euros al mes para hacer frente a los servicios que requerían».

Con la devolución de oficio de alrededor de más de 25 millones de euros correspondientes a los recortes sufridos durante esos años, «se cumple el compromiso adquirido de reparar el derecho de estas personas, y se devuelve el dinero que dejaron de percibir de manera injusta», ha señalado la secretaria autonómica.

Elevación de las prestaciones

La Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas inició en 2016 la revisión de expedientes de personas en situación de dependencia para elevar al máximo las cuantías económica a percibir y acabar con estos recortes. Esta revisión permitió que 9.469 personas pudieran pasar a cobrar el máximo establecido por el Estado al no tener en cuenta la capacidad económica de las personas beneficiarias a la hora de calcular la prestación a recibir.

La secretaria autonómica ha señalado que, con esta revisión de expedientes, «se logró la eliminación de ese copago, que generó muchas diferencias y dificultades para muchas familias, ya que supuso la rebaja de prestaciones, en algunos casos a niveles realmente insuficientes para las personas en situación de dependencia».

Como ejemplo del cambio en la aplicación de la ley, Ferrando ha señalado que, en los casos de una prestación económica vinculada al servicio residencial o a un centro de día, había personas que percibían 20 euros al mes y, tras la revisión, ellas o sus familias cuentan con unas cuantías que pueden llegar hasta los 833 euros, en el caso de grandes dependientes.

En los casos de prestación por persona cuidadora en el entorno familiar, tras las revisiones, las prestaciones pueden ir desde los 153 euros para las personas con un grado moderado hasta los 442 en los casos de grandes dependientes.

La secretaria autonómica de Servicios Sociales y Autonomía Personal ha destacado el gran impulso que, en estos últimos cuatro años, se le ha dado al sistema valenciano de atención a la dependencia y que, por primera vez desde que se puso en marcha, atiende a más de 80.000 personas a través de algún servicio o prestación.

Datos dependencia

«El Consell del Botànic está cumpliendo con su compromiso de rescatar personas», ha afirmado Ferrando, quien ha destacado que, desde julio de 2015 hasta el día de hoy, se han tramitado 72.063 expedientes, y se han destinado 965 millones de euros al pago de las nóminas de las personas dependientes, que cobran puntualmente cada mes, y ya no sufren retrasos de dos o tres meses, como ocurría con el anterior Gobierno.

Estas mejoras, ha incidido, son una realidad, y así lo reconoce también el Observatorio Estatal de la Dependencia, que sitúa a la Comunitat Valenciana entre las autonomías que más han mejorado en la gestión del sistema de dependencia, lo que le ha permitido «abandonar el furgón de cola y situarse en la media nacional».