En España, cada vez hay más personas, hombres y mujeres, preocupados por la salud de su piel, no sólo a la hora de curar enfermedades cutáneas, sino también para combatir el envejecimiento, fruto tanto del paso del tiempo como de los efectos del sol. Así lo constata el Dr. Jorge Martínez Escribano, dermatólogo y director de la clínica Openderma en Murcia, que ha observado un crecimiento perceptible en la demanda de tratamientos dermatológicos estéticos de rejuvenecimiento facial y corporal. 

“En las campañas de prevención de cáncer de piel, a veces obtenemos mejores resultados cuando decimos “no tomes el sol que tu piel va a envejecer” que cuando advertimos “no tomes el sol que puede causar cáncer de piel”, apunta el doctor poniendo de relieve la preocupación por lucir una piel joven.

En la Región de Murcia y, en general, en el sur de España, se da naturalmente una mayor exposición solar, lo que potencia el riesgo de fotoenvejecimiento. Como explica el Dr. Martínez Escribano, “la radiación solar incluye rayos UVA, UVB, infrarrojos y luz visible. Todos ellos colaboran al envejecimiento cutáneo, que se manifiesta como manchas oscuras y blancas, arrugas y flacidez, además de una piel de aspecto más deshidratado y menos elástica. Los UVB son los que favorecen la aparición del cáncer de piel”.

El médico también señala que, a día de hoy, se constata una mayor concienciación y responsabilidad sobre este tema que en el pasado. Esto se traduce en un incremento de la demanda de los tratamientos dermatológicos estéticos para atajar el envejecimiento de la piel, como la fluorescencia, tecnología utilizada en varios de los tratamientos de Kleresca®. 

Esta terapia es una de las más solicitadas en su clínica. “Los tratamientos de Kleresca® son procedimientos no invasivos e indoloros, que no altera la vida cotidiana del paciente y permite obtener resultados visibles a las pocas semanas de iniciar las sesiones”, comenta el dermatólogo. Kleresca® Skin Rejuvenation se caracteriza por ser un método innovador con alto perfil de seguridad y eficacia. Además, la fluorescencia no es una terapia fotosensibilizante, por lo que puede realizarse en cualquier momento del año.

Kleresca® Skin Rejuvenation 

Inspirado en la fotosíntesis, Kleresca® Skin Rejuvenation utiliza la fluorescencia para estimular la producción de colágeno. Este procedimiento se impone como una alternativa confortable frente a otros tratamientos de rejuvenecimiento más invasivos. La técnica utilizada consiste en aplicar un gel fotoconversor especialmente formulado sobre la piel del paciente que debe colocarse bajo la lámpara de luz azul de Kleresca®. Cuando la luz azul incide sobre el gel, los cromóforos contenidos en él la convierten en fluorescencia que penetra en la piel a diferentes longitudes de onda y estimula la producción de colágeno a nivel celular. Los estudios realizados demuestran un incremento de hasta el 400%* en la producción de colágeno.  

Kleresca® Skin Rejuvenation mejora la textura y calidad de la piel, reduce el tamaño de los poros, atenúa las arrugas finas y las cicatrices, dejando la piel revitalizada con un brillo natural. El resultado es una piel desestresada, que sigue mejorando después de la finalización del tratamiento.

Esta técnica se puede aplicar en el rostro, cuello, escote y manos, y su protocolo estándar es de una sesión semanal durante cuatro semanas. La duración de la sesión es de nueve minutos de exposición bajo la lámpara, siempre bajo la supervisión de un especialista.