Las personas con demencia presentan peores parámetros de salud visual que aquellas con menor grado de deterioro cognitivo. Así lo indica un artículo publicado por el equipo de investigación de Fundación ACEBarcelona Alzheimer Treatment & Research Center, fruto del estudio NORFACE (Neuro-ophtalmology Research at Fundación ACE).  A pesar de que sería preciso un análisis en detalle, una de las hipótesis que se desprende del estudio es que los enfermos de Alzheimer podrían mejorar su calidad de vida si se incrementaran las revisiones oftalmológicas entre esta población.

 

En este artículo, que forma parte de Marie Sklodowska Curie Action Individual Fellowship, se han analizado marcadores de salud visual y hallazgos de imagen retiniana por Tomografía por Coherencia Óptica (OCT) en una muestra de casi 1.800 pacientes con Deterioro Cognitivo Subjetivo, Deterioro Cognitivo Leve y Demencia, valorados en la Unidad de Diagnóstico de Fundación ACE entre los años 2016 y 2018.

 

A partir de esta muestra, los expertos han corroborado que los pacientes con demencia presentan peor agudeza visual, usan menos corrección óptica (gafas y lentos de contacto) y tratamientos oftalmológicos, y se han sometido a menos cirugías oftalmológicas, que las personas de los otros dos grupos, independientemente de su edad, género y nivel educativo.

 

Marta Marquié, neuróloga y líder del proyecto, asegura que “haciendo un esfuerzo para que los pacientes con demencia acudan a revisiones oftalmológicas de manera periódica para corregir su función visual, podríamos mejorar la calidad de vida de estas personas e, incluso, disminuir la carga de sus cuidadores.”

 

La detección precoz del Alzheimer, una prioridad

Desde hace unos años, Fundación ACE ha apostado por avanzar en la detección precoz de la enfermedad, con el objetivo de prevenirla y diagnosticarla en sus fases iniciales, cuando se puede actuar de manera más efectiva. Con este objetivo, una de las líneas que se están investigando es, precisamente, la posible relación entre el grueso de la retina y el desarrollo de la enfermedad. La Unidad de Investigación ha impulsado, en este sentido, iniciativas como IPACBIS, un estudio que pretende determinar el riesgo de desarrollar demencia en personas cognitivamente sanas y que está financiado por Marie Skłodowska Curie Actions (dentro de la iniciativa Horizon 2020 de la Comisión Europea), concedido a la Dra. Marquié.

 

“Tenemos claro que debemos hacer investigación pensando en las personas, por eso, encontrar nuevas vías para mejorar la calidad de vida de los pacientes y, por supuesto, también de sus cuidadores, tiene que ser también una prioridad para los que nos dedicamos a la investigación de esta enfermedad”, sostiene la Dra. Mercè Boada, directora médica de la Fundación.