Acudir a un dermatólogo para recibir consejo y tratamiento estético es una tendencia que está cuajando entre quienes se toman en serio la salud y la belleza de su piel. “La sociedad es cada vez más consciente de que es el dermatólogo quien debe cuidar la piel”, comenta el Dr. José Sánchez del Río, director de la Clínica Dermatológica Sánchez del Río en Oviedo.

 Se constata una demanda creciente de los tratamientos de rejuvenecimiento realizados en las clínicas bajo el control y supervisión del dermatólogo y la razón de fondo es la confianza depositada en este profesional a la hora de tratar con eficacia los signos de la edad. El dermatólogo ovetense afirma resueltamente que “los pacientes desean tener una piel sana y bonita, lo que es posible conseguir a cualquier edad”.

El grueso de las personas que acuden a la clínica en busca de tratamientos de rejuvenecimiento pertenece a una franja de edad que oscila entre los 40 y los 65 años, según precisa el doctor. No obstante, es fácil augurar un descenso gradual en la edad de estas personas y un creciente interés en la prevención.

Si en el pasado eran las personas de más edad las que se preocupaban por conservar la juventud de su piel, en el presente ésta es también una preocupación de los más jóvenes. El uso intensivo de las redes sociales seguramente no resulta ajeno, pues como explica el Dr. Sánchez del Río “las redes sociales son un reflejo de nosotros mismos y queremos mostrar en ellas nuestra mejor versión”.

Innovación, eficacia y comodidad

En los últimos 10 ó 15 años no sólo han evolucionado notablemente los tratamientos de rejuvenecimiento. Como se indicaba, también han cambiado los pacientes y sus expectativas en una consulta estética con su dermatólogo. Actualmente, buscan el consejo experto para seleccionar entre el abanico tratamientos aquél que les reporte mayor grado de innovación, eficacia y comodidad. 

Estas tres características figuran, precisamente, entre las que el Dr. Sánchez del Río atribuye a Kleresca® Skin Rejuvenation. “El tratamiento es cómodo para el paciente, no doloroso, no requiere baja social y cuenta con unos beneficios de mejora de la calidad de la piel a largo plazo que otros no consiguen”, detalla el dermatólogo asturiano. 

Kleresca® Skin Rejuvenation utiliza la fluorescencia para estimular la producción de colágeno y activar los mecanismos de reparación internos de la piel. En efecto, este procedimiento se impone como una alternativa confortable frente a otros tratamientos de rejuvenecimiento más invasivos e incómodos. La técnica utilizada aquí consiste en aplicar un gel fotoconversor especialmente formulado sobre la piel del paciente, que debe exponerse nueve minutos bajo la lámpara de luz azul de Kleresca®. Cuando la luz azul incide sobre el gel, los cromóforos contenidos en él la convierten en fluorescencia que penetra en la piel a diferentes longitudes de onda estimulando hasta un 400%* la producción de colágeno a nivel celular, según demuestran los estudios realizados.

Las cuatro sesiones que integran el protocolo estándar –con una periodicidad de una sesión semanal- tienen como resultado una mejora en la textura y calidad de la piel, una reducción del tamaño de los poros, la atenuación de las arrugas finas, dejando la piel revitalizada con un brillo natural. 

El Dr. Sánchez del Río destaca, finalmente, otra ventaja de Kleresca® Skin Rejuvenation, que “se puede realizar en cualquier época del año, incluso en verano, puesto que este tratamiento no es fotosensibilizante”. 

*Con la luz LED como control, el tratamiento proporciona aproximadamente un aumento del 400% en la producción de colágeno. Estos resultados se documentaron in vitro y respaldan los hallazgos de estudios in vivo basados ​​en biopsias.