Cada vez hay más olas de calor, una realidad que afecta a muchas regiones y países del mundo, entre ellos España. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) define este fenómeno como un episodio de, al menos, tres días consecutivos de duración, en los que, como mínimo, el 10% de las estaciones consideradas registran máximas por encima del percentil del 95% de su serie de máximas diarias históricas. Los meses más comunes para una ola de calor son julio y agosto, aunque en los últimos años se han producido varias en junio. En los últimos 5 años se han contabilizado 14 olas de calor, según un estudio de la AEMET, más del doble que las registradas en el lustro anterior
Leer más [+]