FED se ha reunido con el Embajador de Portugal y con el Cónsul de Rumanía para realizar ofertas de empleo de enfermeras en sus países de origen.

Tanto el sector de la dependencia como el sector sanitario tienen un problema importante a la hora de encontrar recursos humanos, especialmente enfermeras, para desarrollar su trabajo. Una atención adecuada en las residencias de personas mayores exigen para una residencia de 100 usuarios, de una plantilla de 5 enfermeras, lo que supone una ratio de 1 enfermera por cada 20 personas. Si tenemos en cuenta que en España se atiende en residencias de mayores a 465.000 personas, el sector necesita de 23.250 enfermeras.

Este problema no se tiene en la mayoría de países de la Unión Europea, ya que en ellos no se exige, como ocurre en España, enfermeras en plantilla que atiendan a los usuarios. Esto supone que nuestro sistema de la dependencia tiene una alta calidad asistencial, pero implica una alta exigencia en recursos humanos, que exige una bolsa mínima de profesionales disponibles.

Esta bolsa mínima está garantizada en un alto porcentaje hoy por hoy, pero la fuerte demanda de enfermeras por nuestros Hospitales y el descenso en el número de nuevos profesionales, está preocupando al sector que se encuentra con graves dificultades para suplir las bajas que se producen en sus plantillas.

FED continuará sus esfuerzos para llegar a acuerdos con terceros países, tanto en la Unión Europea, como en la América del Sur para buscar estos profesionales.