El Hospital Mare de Déu de la Mercè de Hermanas Hospitalarias ha desarrollado, conjuntamente con la empresa Farmadosis, la app Medicat-e, una herramienta con la cual se busca mejorar la adherencia a la medicación de los pacientes psiquiátricos. Esta aplicación móvil, que se ha empezado a prescribir a pacientes con trastorno mental severo y con patología dual, es una medida innovadora para combatir lo que se considera un problema de salud pública: el no cumplimiento del tratamiento indicado por el médico. Se estima que hasta el 50 % de los pacientes crónicos no se toma adecuadamente la medicación recetada, porcentaje que llega al 80 % en el caso de las personas con enfermedad mental.
A diferencia de otras app del ámbito de la salud que se pueden descargar actualmente, Medicat-e es una herramienta que conecta permanentemente el paciente y el profesional sanitario. “A través de su ordenador, el médico puede hacer un seguimiento en tiempo real del cumplimiento del tratamiento y actuar con inmediatez si la persona no se está tomando la medicación o no lo está haciendo adecuadamente”, explica José Román, gerente del Hospital Mare de Déu de la Mercè. “Esto no solo nos ayuda a evitar una recaída en la enfermedad, sino que también contribuye a reducir los riesgos sociales que pueden comportar algunos trastornos mentales graves sin la intervención farmacológica necesaria”, asegura.
Los pacientes psiquiátricos son quienes tienen mayor potencial de evolucionar positivamente en su enfermedad gracias al tratamiento, pero a la vez son quienes presentan una mayor tasa de incumplimiento de la medicación prescrita, que llega hasta el 80 %. “Poder detectar olvidos o errores en la medicación nos permite reaccionar rápidamente, poniéndonos en contacto con el paciente o su cuidador, o incluso actuar a través del equipo de nuestro Programa de Seguimiento Individualizado (PSI) en el domicilio del paciente, si fuera necesario”, señala el doctor Pedro Roy, director médico del Hospital Mare de Déu de la Mercè. “En personas con delirio o con adicción a una sustancia, saltarse una de las tomas puede tener consecuencias muy graves para su salud y su entorno”, indica. “Hay que tener en cuenta, además, que a menudo tratamos con pacientes polimedicados y, en estos casos, poder comprobar que se sigue la dosificación y el programa prescrito es esencial para evitar los efectos de la incompatibilidad entre fármacos”.

Pacientes y cuidadores, mejor informados y más acompañados
La aplicación móvil Medicat-e se puede descargar gratuitamente desde la web del Hospital Mare de Déu de la Mercè, si bien su uso se realiza por prescripción facultativa. “Hemos empezado a prescribirla a personas con trastorno mental severo y con patología dual, pero nuestro objetivo es que la acaben utilizando todos aquellos perfiles de paciente que presentan una mala adherencia a la medicación, como puede ser el paciente psicogeriátrico, explica José Román.
Para poder empezar a utilizarla, el Hospital Mare de Déu de la Mercè proporciona un usuario y una contraseña al paciente, y los profesionales sanitarios lo ayudan a descargarse la app en su teléfono móvil o en el de su cuidador, en caso de que la alteración de las funciones cognitivas provocada por la enfermedad no le permita hacer uso de ella de manera autónoma. A partir de este momento, todos los datos que se recogen desde Medicat-e se monitorizan desde el Hospital Mare de Déu de la Mercè y el médico puede hacer un seguimiento on-line de todos sus pacientes que emplean esta herramienta.

A través del teléfono u otros dispositivos móviles, el paciente recibe avisos que le indican la dosis de medicamento que se tiene que tomar y cuándo se lo tiene que tomar. “También podemos informar de manera inmediata sobre cualquier cambio en el tratamiento”, asegura el doctor Roy. Además de registrar si se han medicado correctamente, en Medicat-e los pacientes pueden encontrar toda la información necesaria sobre su tratamiento, como por ejemplo el programa de medicación, así como los prospectos, las incompatibilidades y las fotos de los fármacos, para que no confundan los diferentes comprimidos. También hay una pestaña donde se indican los recursos disponibles para pedir ayuda.

Información muy valiosa y protegida
Otra de las peculiaridades de esta herramienta es que toda la información y datos que permite recoger se gestionan desde el Hospital Mare de Déu de la Mercè y se tratan con la máxima confidencialidad, como parte de la historia clínica del paciente. “Hoy en día podemos descargarnos muchas app que monitorizan diferentes aspectos de nuestra salud, pero toda la información que introducimos cae en manos de los gigantes tecnológicos y no siempre sabemos el uso que hacen de ella”, explica Luisa Mimun, responsable del Departamento de Informática del Centro.
“La información que obtenemos con Medicat-e no solo es muy valiosa para el Hospital, sino para todos los otros actores de la red sanitaria pública a través de los cuales se presta un servicio integral al paciente, como es la atención primaria”, explica el doctor Pedro Roy. “Hasta ahora no teníamos datos fiables sobre la adherencia a la medicación de nuestros usuarios y poderlos recoger es un gran avance para que el tratamiento sea más efectivo y para que el paciente evolucione más rápidamente”, asegura.

Sobre el Hospital Mare de Déu de la Mercè

El Hospital Mare de Déu de la Mercè es un complejo asistencial formado por varios equipamientos localizados en diferentes puntos de la ciudad y ligados, en general, al Sector Norte de Barcelona. Desde sus inicios, la entidad viene desarrollando una intensa labor en el ámbito Sociosanitario y de Salud Mental.

La entidad está gestionada por la Congregación de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, una institución de la Iglesia Católica, sin ánimo de lucro, que trabaja desde hace más de 135 años en la acogida, tratamiento personalizado, asistencia integral y reinserción social de personas con enfermedad mental, discapacidad intelectual y otras enfermedades, con preferencia por las personas más vulnerables, según las necesidades de cada momento y lugar.

En la actualidad, la acción hospitalaria está presente en 27 países, de 4 continentes, con más de 350 centros y dispositivos de atención socio-sanitaria y cerca de 2 millones de beneficiarios este último año. Esta labor se realiza gracias a la entrega y dedicación de más de 1.000 hermanas, 11.000 profesionales y numerosos voluntarios. Concretamente en España, Hermanas Hospitalarias está presente en 11 comunidades autónomas, con más de 5.400 camas y 100 dispositivos de asistencia comunitaria, más de 400 hermanas, alrededor de 6.000 colaboradores y más de 800 voluntarios.