El papel tradicional del farmacéutico como preparador y dispensador de medicamentos ha evolucionado para centrarse cada vez más en los pacientes y su seguimiento y asesoría. Tareas como la detección de riesgo de diabetes, de VIH y sífilis, el control en la dispensación de metadona, la toma de constantes como la tensión, o la preparación de blisters con medicamentos para los pacientes, son algunas de las funciones que han ido sumando a su día a día, siendo un apoyo fundamental para los servicios de atención sanitaria y convirtiéndose en uno de los pilares del sistema público de salud. 

En este contexto, Ibermática ha desarrollado una plataforma tecnológica, en colaboración con la Distribuidora Farmacéutica de Gipuzkoa, y con la participación del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Gipuzkoa, que digitalizará todos estos servicios, con el objetivo final de que puedan integrarse tecnológicamente con los sistemas públicos y allanar la comunicación entre paciente, farmacéutico y médico. Todo ello redundará en una atención al paciente mucho más ágil y eficiente. 

El sistema, cuya primera fase estará operativa este verano, contará con funcionalidades básicas como la Agenda, Ficha del Usuario, Información sobre los Servicios, etcétera, que los propios farmacéuticos se encargarán de ir rellenando en la medida que vayan realizando las distintas actuaciones con los pacientes, registrando la información y alojándola en bases de datos en Cloud, que después será fácilmente accesible para el resto de agentes sanitarios autorizados, de manera transparente y segura. 

La plataforma tiene actualmente dos versiones, una para los profesionales de cada oficina de farmacia y otra para los gestores del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Gipuzkoa. De cara a la siguiente fase, y una vez desplegada la solución en Gipuzkoa, el objetivo es ampliar el número de Servicios Profesionales Digitalizados, para lo que se tomará como referencia la Clasificación de Servicios Profesionales Farmacéuticos Asistenciales de la Farmacia Comunitaria consensuados en Foro AF-FC 2016, junto con los servicios diseñados en el ámbito del País Vasco tanto por los Colegios Oficiales como por la Administración Pública.

Las ventajas de este sistema son varias. Además del control y asesoramiento de pacientes con patologías concretas, se pueden generar informes de seguimiento mediante la extracción automática de conocimiento, promover campañas de vida saludable, incentivar comportamientos, etcétera, todo ello permitiendo una contención de costes a la Administración Pública.