Ante el brote epidémico por Listeria Monocytogenes en Andalucía, la Sociedad Andaluza de Medicina Interna (SADEMI) quiere destacar la labor que están realizando los internistas andaluces en nuestra comunidad autónoma.

 

Es estrecha la colaboración con los Servicios de Urgencias, dónde también trabajan internistas, y con las Direcciones Asistenciales para llevar a cabo los protocolos establecidos desde la Consejería de Salud y Familias en relación al paciente que ya ha contraído la enfermedad y su entorno.

 

La mayoría de los pacientes adultos están hospitalizados en Servicios de Medicina Interna, y además, los internistas están pendientes de los resultados de los hemocultivos y de reevaluar clínicamente a los pacientes dados de alta. Este trabajo aporta un manejo eficaz de los pacientes afectos hospitalizados y agiliza la atención a pacientes ambulatorios.

 

Además, la visión global e integradora del internista y su carácter polivalente, favorece la calidad asistencial a estos pacientes, en ocasiones afectos de otras patologías.

 

Por último, SADEMI quiere recomendar a la población el uso del Centro de Información y servicios “Salud Responde” de la Consejería, para aclarar dudas.