Una séptima parte de la población mundial, alrededor de mil millones de personas, vive a oscuras, sufriendo en silencio los síntomas de la migraña, una enfermedad que a pesar de su alcance carece del reconocimiento que merece. European Migraine and Headache Alliance (EMHA) ha presentado, como invitado especial durante el 19th Congress of the International Headache Society, el movimiento #LightToMigraine, una iniciativa que nace de la necesidad de generar conocimiento sobre lo que significa la migraña y el dolor de cabeza crónico, y lo que supone para aquellos que la sufren.

 

Elena Ruiz de la Torre, directora ejecutiva de European Migraine and Headache Alliance (EMHA), y promotora de esta campaña, comentó “mil millones de personas en el mundo sufren migraña y esto les hace vivir en la oscuridad. Por eso es vital que aunamos fuerzas para lleva la luz a sus vidas a través de iniciativas como #LightToMigraine”.

 

Esta acción en el IHC 2019, donde los especialistas en dolor de cabeza más prestigiosos del mundo comparten su conocimiento sobre los últimos avances en tratamientos para el dolor de cabeza, ha invitado a los representantes de pacientes europeos liderados por EMHA a arrojar luz sobre esta enfermedad.

 

La migraña es la sexta enfermedad más incapacitante a nivel global y la segunda de las neurológicas. Sin embargo, sigue siendo muy poco reconocida, diagnosticada y tratada y adolece de falta de apoyo en la investigación. Este movimiento busca involucrar a pacientes, al sector sanitario, al sector público y a la sociedad en general para incentivar la investigación y educar entorno a ella, mejorando así la calidad de vida de los pacientes, el diagnóstico temprano y el acceso a un tratamiento efectivo.

 

La migraña, que afecta al 18% de las mujeres y al 6% de los hombres del mundo, no es solamente un dolor de cabeza, es una enfermedad neurológica caracterizada por generar síntomas como náuseas, vómitos, sensibilidad a la luz, al sonido, cansancio y otros trastornos del cerebro.

EMHA ha presentado esta campaña simulando un apagón como metáfora de la situación en la que viven las personas que padecen migraña. Las personas con migraña tienen que lidiar con la misma vida que la gente que no la tiene, con la diferencia de que ellos sufren episodios de ataques de migraña a lo largo de su vida. Esto les hace extraordinarios lejos de ser considerados débiles y merecen el reconocimiento y la ayuda, tanto de los especialistas, como del resto del mundo.