HARTMANN, empresa especializada en productos sanitarios, lanza los nuevos DermaPlast® ACTIVE Cool Patch, unos parches con sistema de enfriamiento que aportan un efecto calmante y fresco en el dolor muscular y articular causado por las lesiones deportivas. Con este nuevo lanzamiento, la compañía sigue ampliando su gama de productos dedicados a aliviar y evitar lesiones para volver a la rutina deportiva sin sufrir graves daños.

Llega setiembre lo que, para muchos, significa volver al trabajo, a la rutina, al gym… Al estar inactivos durante un tiempo a nivel físico, es más fácil sufrir lesiones. A veces, éstas son imprevisibles y ni siquiera dependen al 100% de uno mismo. En cualquier caso, la gama de productos DermaPlast® ACTIVE, de HARTMANN, te dará el soporte que necesites en cada situación.

Cuando nos encontramos de lleno en nuestro entrenamiento y sufrimos alguna lesión, golpe o caída, lo mejor es utilizar productos que aporten frío para disminuir la inflamación y aliviar el dolor. El nuevo DermoPlast® ACTIVE Cool Patch aporta hasta 6 horas de frío en la zona afectada, atacando directamente el dolor muscular y articular. A base de hidrogel, agua y mentol, Cool Patch es uno de los imprescindibles en el botiquín para volver a tu rutina de forma segura.

Cada parche tiene un tamaño de 10×14 centímentros y, gracias a su maleabilidad, se adapta a diferentes zonas del cuerpo, incluso a las más complicadas como pueden ser el cuello, los hombros, la espalda, los codos, los brazos, las piernas o los pies.

Retomar la práctica deportiva después de unos meses de inactividad física puede ser algo arriesgado, es por eso por lo que debe hacerse de forma gradual y con mucho cuidado. Desde HARTMANN recomendamos realizar un calentamiento muscular antes de la actividad y combinar deporte y relajación”, afirma David Revenaque, responsable de la gama de productos para la Salud del Deporte de HARTMANN.

Los productos DermaPlast® ACTIVE cuentan con este y otros productos que te ayudarán a prepararte antes, durante y después de la práctica deportiva, trabajando a través de la crioterapia (terapia de frío), la termoterapia (terapia de calor) y los vendajes funcionales (kinesiología y taping).