La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, ha visitado hoy las nuevas instalaciones estrenadas por la residencia de mayores Fundación Magallón Social, unos equipamientos que pretenden mejorar las condiciones de vida de los residentes.

Acompañada por el alcalde de la localidad, Víctor Manuel Chueca, ha podido ver las dos habitaciones para dependientes con enfermedades neurodegenerativas, una actuación que ha costado 25.000 euros y que ha sido financiada por el Gobierno de Aragón a través del proyecto de Estrategia de Desarrollo Local LEADER correspondiente al grupo de acción local ASOMO.

Por su parte, el Ayuntamiento de Magallón se ha encargado de la financiación de un eco huerto con doce maceteros para plantas y hortalizas que serán cuidadas por los residentes y de un gimnasio-espacio de terapia ocupacional. El Consistorio ha destinado a estas actuaciones 35.000 euros.