Alrededor de 2.700 aragoneses fallecen cada año por alguna enfermedad neurológica, una cifra marcada fundamentalmente por el envejecimiento de la sociedad aragonesa. Con el objetivo de concienciar sobre la importancia de la prevención de las enfermedades neurológicas, la Sociedad Española de Neurología (SEN) realiza cada año la denominada Semana del Cerebro, que esta edición se celebra bajo el lema Un cerebro sano, en un cuerpo sano.

La consejera de Sanidad, Pilar Ventura, ha visitado hoy el autobús que se ha instalado en Parque Venecia y en el que se habilitan espacios destinados al diagnóstico, a la formación y al entrenamiento y ejercicio del cerebro. Así, se realizan estudios de doppler para valorar la salud vascular, juegos y test cognitivos, de percepción y de habilidad, que les permitirán poner a prueba, in situ, su agilidad mental y otras actividades de información.

“Es fundamental realizar iniciativas como esta, para difundir hábitos de vida saludables que redunden en un envejecimiento sano y libre de enfermedad neurológica”, ha indicado Ventura en su visita a este autobús didáctico, en la que ha estado acompañada, entre otros, por el vicepresidente de la Sociedad Española de Neurología, José Ramón Ara.

Cabe recordar que las enfermedades neurológicas son las causantes del 20% de las muertes que se producen cada año en Aragón. Mientras que la mortalidad por ictus ha descendido en los últimos 10 años, concretamente un 30% en Aragón gracias a la implantación de programas como el Código Ictus, la mortalidad por Alzhéimer se ha incrementado un 29% en Aragón.

“La edad avanzada es un importante factor de riesgo para padecer una enfermedad neurológica, pero existen otros, como la hipertensión arterial, el colesterol alto, el tabaquismo o la diabetes”, ha recordado la consejera. Prevenirlos podría retrasar la aparición de estas patologías e incluso reducir hasta un 50% la probabilidad de padecerlas.

El Departamento de Sanidad trabaja activamente en el tratamiento integral de estas enfermedades con programas como el Código Ictus y la estrategia para la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y otras enfermedades neuromusculares complejas, con la creación en esta legislatura de una red de referencia centralizada.