La coordinación entre los profesionales de Atención Primaria y Urología resulta fundamental para llevar a cabo un adecuado abordaje de la Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP). Así lo aseguran los expertos reunidos en la Jornada “Innovando en el manejo de la HBP”, que se ha celebrado los días 4 y 5 de octubre y ha organizado GSK como parte de su compromiso con el área de Urología.

Durante el evento, dirigido a profesionales sanitarios de atención primaria, se abordan las últimas innovaciones en Hiperplasia Benigna de Próstata, en relación al diagnóstico, tratamiento y seguimiento de esta enfermedad. 

Para la presidenta y consejera delegada de GSK España, Cristina Henríquez de Luna, “esta jornada es una pieza más del compromiso que mantenemos en GSK con el área de Urología desde hace más de diez años, y nuestra implicación para favorecer la formación de los profesionales sanitarios y, en este caso, fortaleciendo su conocimiento sobre la Hiperplasia Benigna de Próstata con el objetivo de que ello repercuta en una mejor atención urológica de los pacientes”. 

Así, la Urología es una de las especialidades con mayor tasa de innovación, debido a su carácter médico-quirúrgico. “En los últimos años, hay que destacar los avances farmacológicos en Urología Oncológica en cáncer prostático, renal y vesical con nuevos tratamientos para fases avanzadas, como la inmunoterapia, así como en el diagnóstico; además de en el aspecto quirúrgico, donde asistimos al desarrollo de la robótica y técnicas de mínima invasión”, asegura el doctor Manuel Esteban, presidente de la Asociación Española de Urología (AEU).

Por su parte, la Hiperplasia Benigna de Próstata es la patología prostática más frecuente en varones mayores de 50 años y la causa más común de síntomas del tracto urinario inferior, afectando a la calidad de vida de los pacientes. Por ello, es uno de los principales motivos de consulta urológica, junto con otras patologías como incontinencia urinaria, cánceres urológicos, litiasis urinarias o consultas referentes a los Síntomas del Tracto Urinario Inferior. 

Al ser una enfermedad altamente prevalente, las investigaciones de tratamientos médicos a largo plazo y cómo influyen en la historia natural de los pacientes resultan fundamentales. Además de estas innovaciones en el abordaje de la HBP, también destacan la progresiva implementación de la ecografía como prueba fundamental de apoyo al diagnóstico y el aumento de la formación de los profesionales de Atención Primaria en esta técnica; así como el desarrollo de nuevas técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas (laserterapia, ablación con vapor de agua, etc.).

Por su parte, el diagnóstico de la Hiperplasia Benigna de Próstata no suele presentar demoras pero, cuando esto ocurre, la calidad de los pacientes se ve profundamente afectada, “sumándose al aumento de complicaciones que se producen a lo largo de la historia natural de la enfermedad en caso de diagnósticos y tratamientos erróneos”, señala el doctor Antonio Fernández-Pro, presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales de Familia (SEMG). 

Manual “Criterios de Derivación en HBP para AP 5G”

En la jornada se ha presentado el nuevo manual “Criterios de Derivación en HBP para AP 5G” que, a lo largo de sus ediciones anteriores, ha resultado fundamental para la formación de los profesionales sanitarios en el ámbito de la Urología. 

En la creación de este documento han participado la Asociación Española de Urología (AEU), la Sociedad Española de Medicina de Atención Primaria (SEMERGEN), la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) y la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), con la colaboración de GSK en la difusión del documento.

En esta ocasión se ha hecho una revisión y actualización de las Pautas de Actuación y Seguimiento (PAS) sobre la Hiperplasia Benigna de Próstata, con una doble misión: formativa e informativa. El objetivo es proporcionar a los profesionales sanitarios un libro de consulta rápida y de fácil manejo, para la toma de decisiones en beneficio de los pacientes. 

En él se incluyen diferentes apartados relacionados con el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de pacientes con HBP y de los Síntomas del Tracto Urinario Inferior (STUI/HBP), además de algunos destacados como herramientas útiles, consejos para el paciente, información de sociedades, algoritmos o valoraciones profesionales, entre otros.

Según indica el presidente de SEMG, Antonio Fernández-Pro, “nuestra sociedad participó desde el principio en la creación de este documento porque pensamos que era una herramienta totalmente eficaz para divulgar y formar a los profesionales de Atención Primaria en HBP, reuniendo en ella el acceso a todas las pruebas recomendadas y necesarias para el diagnóstico e inicio de los tratamientos, además de la inclusión de los criterios que marcan la derivación al segundo escalón asistencial”. 

También en esta misma línea se expresa el presidente de la Asociación Española de Urología, Manuel Esteban, explicando que “desde la AEU defendemos una filosofía de trabajo en equipo y colaboración con otras sociedades, hacia la búsqueda de la atención excelente al paciente. Por ello, apostamos por colaborar en la elaboración de este manual que normaliza y actualiza la derivación de los pacientes con HBP, evitándoles acudir a consultas innecesarias o realizarse pruebas diagnósticas no requeridas, y aportando beneficios tanto a ellos como al Sistema”.