La Universidad de Alicante ha presentado este martes en sociedad “Mayores Salud”, una estrategia de envejecimiento óptimo y saludable que reúne toda la actividad docente, de investigación y de transferencia a la sociedad que la institución desarrolla con el objetivo de afrontar el “desafío social de la actualidad como es el envejecimiento de la población”.

El rector ha destacado que “Mayores Salud se enmarca en la estrategia de apoyo a la excelencia investigadora y docente de la Universidad de Alicante, aglutinando a equipos de investigación, empresarios del sector y otros grupos de interés dentro de un entorno altamente competitivo y dinámico” con objetivos como: Impulsar el intercambio y la transferencia del conocimiento; promover el desarrollo del concepto “envejecimiento activo y saludable o envejecimiento óptimo e inteligente”, a través de la potenciación de un ecosistema tecnológico especializado; concentrar los recursos y medios instrumentales suficientes que permitan el avance del conocimiento, el desarrollo y la innovación en el campo del envejecimiento saludable; contribuir a la formación de profesionales cualificados respondiendo a las demandas del sector; fomentar el avance en el modelo de la economía colaborativa, creativa y local basada en nuestra tradición mediterránea y capacidad innovadora; convertirse en un área de referencia tanto en formación como investigación, nacional e internacional, para el envejecimiento.

Palomar ha señalado que “estamos ante un proyecto que unes esfuerzos científicos y pretende contribuir al desafío del envejecimiento a través de la implicación de más de 300 investigadores de más de 20 grupos de investigación” y ha asegurado que “se trata de una apuesta para el futuro, para ganar el mañana”. “Una apuesta -ha insistido- en la que venimos trabajando desde hace años a través de iniciativas como la Universidad Permanente, creada hace 32 años como un programa de desarrollo científico, cultural y social para mejorar la calidad de vida de las personas mayores. También a través de los más de 20 proyectos internacionales de investigación en temas relacionados con el envejecimiento y hábitos de vida en entornos intergeneracionales o el Máster Universitario de Envejecimiento Activo de la Universidad de Alicante”.

La consellera, carolina Pascual, ha destacado que “se trata de un importante proyecto que permite unir sinergias y eso es un escenario positivo para la economía y la sanidad”

Ana Laguna, coordinadora del proyecto, ha señalado en su intervención que “el envejecimiento de la población y el aumento de la esperanza de vida suponen un importante impacto en la sociedad y en la economía” y obligan a afrontar nuevos retos que hacen que “salud y economía se den la mano si apostamos por el lado positivo del envejecimiento” y ha destacado que “la universidad juega un papel clave en la sensibilización y la investigación” a través de la formación y el impulso de un “ecosistema tecnológico que implique a diferentes sectores e industrias”.

El proyecto, que se ha presentado en el salón de actos del Aulario 2 de la universidad y que ha contado con la presencia del rector, Manuel Palomar y la consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual, cuenta con tres ejes básicos, la creación de un Centro de la Salud Visual, un Ecosistema Tecnológico y el Aula de la Salud.

Ejes

El catedrático de Biología Celular de la Universidad de Alicante, Nicolás Cuenca, ha sido el encargado de presentar el proyecto del Centro de Salud Visual el cual se estructura en tres ejes: la Unidad de Investigación Básica/Traslacional; la Unidad de Investigación Clínica; y la Unidad de Investigación Tecnológica.

Cuenca ha destacado que “la edad es un factor de riesgo en la pérdida de visión” y que esta supone una “pérdida de autonomía muy importante” y ha explicado que esta iniciativa cuenta con cuatro líneas estratégicas: acercar la investigación a la población y a pacientes, aunando la ciencia básica y clínica; consolidación de grupos de investigación de excelencia de la UA; desarrollo de contenidos científicos y tecnológicos de innovación; y la creación de un centro mixto con el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

El catedrático además ha asegurado que la tecnología CRISPR-CAS9 desarrollada por el investigador de la UA, Francis Mojica, “ha revolucionado la investigación en nuestro campo y permite la reparación de mutaciones genéticas”.

El director de la Escuela Politécnica Superior de la UA, Andrés Montoyo, ha presentado el segundo eje del proyecto, el Ecosistema Tecnológico”, el cual se sostiene sobre tres bloques; las telecomunicaciones, la domótica y los automatismos. Montoyo ha explicado que “la tecnología orientada a las personas mayores genera un nuevo espacio económico y una progresiva investigación tecnológica orientadas a potencias, fundamentalmente, la autonomía personal e inclusión social”.

El Ecosistema Tecnológico define cinco ejes de actuación: fomentar la investigación en nuevas tecnologías y aplicarla al envejecimiento; generar un vínculo entre los distintos grupos para colaborar y compartir sus investigaciones orientándolos a su aplicación al envejecimiento; transferir a la sociedad el conocimiento conseguido mediante aplicaciones y formación; crear vínculos con asociaciones de pacientes, hospitales privados y públicos con el fin de captar necesidades y mediante la tecnología mejorar la calidad de vida a los mayores; y establecer canales de aprendizaje de manera personalizada y sus objetivos se centran en: mejorar la calidad de vida dentro del hogar a mayores dependientes mediante domótica; aplicar avances tecnológicos encaminados a integrar a las personas con discapacidades o minusvalías; ofrecer a las personas mayores servicios atractivos y de fácil funcionalidad; ofrecer seguridad, confort, cuidados asistenciales, ocio y entretenimiento a las personas mayores mediante las tecnologías del hogar digital, para que puedan vivir de forma autónoma; integrar soluciones tecnológicas para ofrecer una solución completa al conjunto de necesidades de los mayores; tener en cuenta varias consideraciones en el diseño de los productos para los mayores: usabilidad de los dispositivos, usabilidad de la interfaz, modularidad y escalabilidad y, finalmente precio moderad; dotar a las TIC de soluciones de integración de mayores que tienen limitaciones físicas; desarrollar tecnologías asistivas dirigidas a prevenir o retrasar la aparición de las situaciones de dependencia en personas con discapacidad y mayores; e incorporar un programa de formación y divulgación en los ámbitos científicos, tecnológicos, de salud y política social.

Y el Aula de la Salud, que ha presentado el decano de la Facultad de Ciencias de la Salud, José Antonio Hurtado. De la que ha destacado sus cuatro ejes estratégicos: salud y cuidado; estilos de vida y salud; enfermedades más prevalente o frecuentes; y mujeres, género y salud.

Un proyecto abierto a la sociedad donde la salud se pone en valor y que pretende ser un espacio de divulgación, reflexión y participativo, a través de una información objetiva y veraz, orientada a promover estilos de vida saludables, prevenir la enfermedad y apoyar a pacientes crónicos en el cuidado de su propia salud y cuyos objetivos se centran en: promover estilos de vida saludables; apoyar a las personas que tienen una patología crónica para ayudarles en el cuidado de su propia salud; generar habilidades y herramientas en las personas para aumentar el control sobre su propia salud y mejorarla; formar agentes promotores de salud en su entorno (agentes de salud).