El ictus constituye la primera causa de muerte en la mujer española y de discapacidad en el adulto, así como la segunda causa de muerte global y de demencia después de la enfermedad de Alzheimer. Además, los registros muestran un alto número de nuevos casos de ictus, unos 120.000iii al año en España y las cifras no disminuyen a pesar de la labor de los neurólogos y de las unidades de ictus. Esta patología supone una importante amenaza para la salud de las mujeres, pues en ellas tiene consecuencias más graves, impactando más sobre su calidad de vida y sobre su entorno, a pesar de lo cual, hasta un 30% sigue desconociendo qué hacer para prevenir un nuevo episodio de ictus.

Así lo revelan los resultados de una encuesta desarrollada con la colaboración de 30 hospitales y que ha contado con la participación de 400 pacientes y sus cuidadores. El objetivo ha sido determinar el nivel de conocimiento en la población española sobre el ictus, los factores de riesgo, cuáles son los síntomas y signos de alarma, cuál debe ser la actitud ante los mismos y las medidas de prevención.

El proyecto que cuenta con la colaboración de la Alianza BMS-Pfizer, se engloba dentro de una Campaña de sensibilización liderada por Freno al Ictus, con el apoyo institucional del Instituto de la Mujer, el aval científico de la Sociedad Española de Neurología (SEN), la Fundación del Cerebro y el apoyo del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la SEN e IBM.

La Dra. María Alonso de Leciñana, coordinadora del Grupo de Estudio de Enfermedades Cerebrovasculares de la Sociedad Española de Neurología (SEN), explica: “El ictus presenta algunas características particulares en las mujeres, debido a las diferencias biológicas por la influencia hormonal durante la vida fértil y los cambios que se producen posteriormente en la menopausia. Estas diferencias condicionan un perfil de riesgo y algunas etiologías que son específicas de la mujer”.

Por tanto, añade que las mujeres sufren ictus más graves con mayor mortalidad y más secuelas y ello condiciona un mayor impacto en la salud y en la calidad de vida de las mujeres tras el ictus. “Es necesario conocer la realidad del ictus en la mujer en nuestro medio para poder implementar programas de prevención y atención específicos adecuados a las necesidades”, señala la Dra. Alonso de Leciñana.

A lo largo del último año, 241 personas que han sufrido un ictus y 149 cuidadores principales de pacientes que los han acompañado en el proceso de su enfermedad, han respondido a cuestionarios personales cuyos resultados ponen de manifiesto, según asegura Julio Agredano, presidente de Freno al Ictus, “la falta de conocimiento de la población sobre el ictus y su prevención”. Por ello, es clave realizar campañas y políticas activas que extiendan el conocimiento de la enfermedad en nuestra sociedad.

Por parte de la Alianza BMS-Pfizer, aseguran que su apoyo a esta Campaña pretende sensibilizar a los ciudadanos sobre la importancia de la prevención del ictus entre las mujeres, dado que es su principal causa de muerte.

La Dra. Alonso de Leciñana añade que, a pesar de haber sufrido un ictus, una cuarta parte de los pacientes desconoce los factores de riesgo y este porcentaje aumenta al 60% en el caso de factores como la fibrilación auricular, lo cual es muy importante especialmente en el caso de las mujeres, pues entre ellas es más frecuente, siendo el factor causante del 30% de los infartos cerebrales.

“El ictus es una enfermedad que te puede matar, pero que si no lo hace, lo habitual es que te incapacite o te limite en tu día a día, la calidad de vida del paciente se ve afectada, especialmente en el caso de las mujeres. Además, recordemos que el ictus no solo afecta al paciente, afecta significativamente a su entorno y ahí la mujer sigue teniendo un rol mayoritario de cuidadora principal y claramente la calidad de vida de ese entorno se ve alterada”, destaca Agredano.

Ictus y Mujer: prevención, detección y actuación

El proyecto Ictus y Mujer supone un avance en promover en la población el

conocimiento sobre el ictus y especialmente dirigido a mujeres, poniendo énfasis en dos líneas de campaña informativa:

  • La prevención: la mejor defensa frente al ictus. Tú decides. Ver aquí.
  • Ante cualquier síntoma de ictus, no esperes y actúa. Llama al 112. ¡Lo primero eres tú! Ver aquí.

    El proyecto engloba un site específico, www.ictusymujer.org, con materiales digitales y audiovisuales, que podéis descargar aquí, de carácter didáctico y divulgativos, campaña en redes sociales, todo ello, pensado para compartir y extender la información con el objetivo de sensibilizar a la sociedad sobre la necesidad de prevención, detección y actuación ante el ictus.

    Ictus y Mujer es un proyecto divulgativo de largo recorrido y es por ello que, para el próximo año, se tiene previsto que sea presentado en CCAA, mediante la organización de jornadas de concienciación y la presentación de datos regionales de la encuesta.