El conseller de Derechos Sociales y presidente del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS), Javier de Juan, ha participado hoy en la jornada organizada en el centro Flassaders por el Tercer Sector Islas Baleares con el título «Retos y oportunidades de las políticas sociales en las Islas Baleares. Diálogos entre las administraciones públicas y el tercer sector social » con el objetivo de implicar y poner en valor el papel de los diferentes actores, públicos y asociativos, en el desarrollo de las nuevas leyes sociales de las Islas Baleares en favor de las políticas sociales .

Concretamente, De Juan ha intervenido en la mesa de diálogo sobre la Ley del tercer sector de acción social, junto con la consejera de Asuntos Sociales y Deportes del Gobierno, Fina Santiago; el director general de Modelo Económico y Empleo de la Consejería de Modelo Económico, Turismo y Trabajo; la consejera de Bienestar Social del Consell de Menorca y el representante de la Federación de Entidades y de Servicios de salud Mental de Mallorca, Pep Falcó.

Durante su intervención, el conseller Javier de Juan ha asegurado que «la mejor manera de fomentar y promocionar el tercer sector es creando una red de servicios públicos cada vez más fuertes». En este sentido, confesó que «es muy importante la planificación conjunta entre las entidades y las administraciones ya desde un inicio para que el modelo de concertación tenga sentido», lo que además fomenta «una situación de corresponsabilidad que ha nacido en partir de la confianza entre administración y entidades ».

Javier de Juan hacía referencia así a que desde el IMAS se concierten prácticamente la totalidad de los servicios de personas con discapacidad, «lo que da estabilidad a las entidades», si bien «no nos olvidamos de abrir líneas de subvenciones para entidades más pequeñas o para la aparición de proyectos nuevos ».

Por parte del IMAS también ha participado en la jornada el director insular de Personas con Discapacidad e Innovación Social, José Manuel Portalo, quien, durante la mesa de diálogo sobre la ley de servicios a personas en el ámbito social, afirmó que hay que trabajar hacia «unos servicios sociales que generen oportunidades para todas las personas que se encuentran en situación de desventaja pero de la manera menos intrusiva posible».