Manuel Nevado, presidente de Federación Autismo Madrid, y Cristina Municio, presidenta del Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid, han firmado un convenio de colaboración que tiene como objeto el establecimiento de un espacio de colaboración mutua entre la Federación Autismo Madrid y el Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid (CPLCM) para el desarrollo de acciones y actividades conjuntas en beneficio del compromiso común: la mejora de la calidad de vida de las personas con autismo y sus familias.

Dentro de este convenio de colaboración, el CPLCM y la Federación Autismo Madrid desarrollarán, conjuntamente, programas de formación y cooperarán en campañas de difusión y sensibilización sobre la importancia del trabajo de la logopedia en las personas con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA).

En España, no existen censos oficiales sobre personas con TEA, sin embargo, los datos de prevalencia, que apuntan los estudios epidemiológicos realizados en Europa, hablan de un caso de TEA por cada cien nacimientos. Por ello, se calcula que hay más de 450.000 personas con TEA en nuestro país, cifra que se eleva a casi un millón y medio de personas vinculadas al trastorno si tenemos en cuenta también el impacto que produce en sus familias.

La atención e intervención en los primeros años de vida es fundamental y también es importante que los recursos se extiendan en la edad adulta. Para conseguir resultados satisfactorios durante todas las etapas de la vida, es preciso que los logopedas formen parte del equipo transdisciplinar que diagnostica e interviene en estos casos.

El presidente de Federación Autismo Madrid, Manuel Nevado ha destacado “la magnífica labor que los logopedas realizan en los equipos que trabajan con personas con TEA” y ha señalado que es importante “generar sinergias con los colegios profesionales que se ocupan de la intervención en personas con TEA para dar visibilidad a su labor profesional”.

Por su parte, la presidenta del Colegio profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid afirma que “los logopedas son profesionales preparados para diagnosticar  y tratar los casos de TEA”. Sin embargo, esta figura está ausente en los centros educativos públicos y, aunque está presente en los centros de atención temprana, no realizan los diagnósticos TEA. Por ello, Cristina Municio sostiene: “Para una atención integral y completa a las personas con TEA es necesario que los logopedas participen en el diagnóstico diferencial y formen parte de los equipos profesionales que intervienen en la etapa educativa. Los logopedas somos especialistas en tratar los problemas de comunicación, lenguaje y alimentación característicos de las personas TEA”.

Durante la firma del convenio, también se ha propuesto la creación de un grupo de trabajo para poner en marcha iniciativas y proyectos que den respuesta, desde la logopedia, a las necesidades de las personas con TEA y sus familiares.