El VIII Congreso Nacional de Alzheimer que durante tres días se ha estado celebrando en Huesca organizado por CEAFA y en el que se han dado cita más de 400 personas, celebró hoy su última jornada durante toda la mañana.

 

Rocio Fernández González, de la subdirección General de Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, y Coordinadora Técnica de la Estrategia de las Enfermedades Neurodegenerativas del Ministerio, participó una de las ponencias y comentó durante su intervención que “actualmente, las competencias en materia de sanidad están distribuidas en las comunidades autónomas y por eso se establecen diferentes programas de salud. La función principal del Ministerio es la de cohesionar y velar porque el reparto de recursos entre las comunidades sea equitativo para desarrollar esa labor y las prestaciones que se den sean de calidad”.

 

Recordó también que “el año 2020 es el año internacional de la innovación e investigación en enfermedades neurodegenerativas. El Ministerio participa con el objetivo de concienciar a la población de que la investigación es esencial no solo para conocer las causas de las enfermedades sino también para poder poner en marcha los tratamientos”.

 

«El Alzheimer es un reto para la sostenibilidad de cualquier sistema social y sanitario”

 

Por su parte, Ana María Mateos González, responsable del Área de Gestión de Centros del Centro de Referencia Estatal de atención a personas con enfermedad de Alzheimer y otras demencias del Imserso, explicó el impacto que supone la enfermedad de Alzheimer a todos los niveles puesto que “es una enfermedad devastadora para cuidadores y familias, que son quienes siguen teniendo una carga mayor en el cuidado. Además a nivel económico, implica un aumento de costes en el cuidado, tanto para las familias como para los gobiernos. El Alzheimer va a condicionar la economía general de los estados y por eso hay que hacer un abordaje integral del Alzheimer y tiene que ser una prioridad sociosanitaria. Es un reto para la sostenibilidad de cualquier sistema social y sanitario”.

 

Acto de clausura del VIII Congreso Nacional de Alzheimer

 

Para concluir el Congreso, Pablo Martínez García, Adjunto al Director general del Imserso, manifestó que “la implicación desde las administraciones públicas es total. Nos tenemos que felicitar todos los que estamos aquí en el sentido de que ya quedan pocos pasos para poner en marcha el Plan Nacional de Alzheimer ya aprobado. La transversalidad de todos los temas que se han tratado en el Congreso resaltan la importancia de eventos como este Congreso donde se ponen en común todas las realidades y se comparten entre todas las asociaciones”.

 

También destacó que “la colaboración entre Imserso y CEAFA es de las más longevas y de las más fructíferas, y se va a mantener en el tiempo para poder llevar a cabo todos los proyectos que tenemos y queremos poner en marcha para mejorar la calidad de vida de las personas con la enfermedad de Alzheimer y sus cuidadores”.

 

Por último, Cheles Cantabrana agradeció a todas las personas, empresas e instituciones que han hecho posible este VIII Congreso Nacional de Alzheimer y destacó que “el Congreso ha servido para poner el Alzheimer en la agenda pública y política y ha servido como semillero de ideas para todas las asociaciones. Os emplazo hasta dentro de dos años en el Congreso que se celebrará en 2021 en Vitoria-Gasteiz. Declaro clausurado el VIII Congreso Nacional de Alzheimer.