«Atender las necesidades sociales de las personas, consolidar la red pública y desarrollar las leyes gracias a las que hemos generado nuevos derechos para la ciudadanía son las herramientas con las que plasmamos en estos Presupuestos el compromiso con la agenda social del Gobierno de Aragón”.
Así se manifestó la consejera de Ciudadanía y Servicios Sociales, María Victoria Broto, que presentó esta mañana en la Comisión de Hacienda, Presupuestos y Administración Pública de las Cortes de Aragón los Presupuestos del Departamento, que para 2020 se elevan a 440.324.046 euros y supone un incremento del 7% sobre el anterior, un volumen que en el que más del 75% del global se destina a las prestaciones y los servicios que atienden y benefician al ciudadano de forma directa.
La propuesta presupuestaria del Departamento está en consonancia con unas cuentas globales de la Comunidad en las que las políticas sociales representan el mayor peso y, de hecho, alcanzan los 3.891 millones de euros, es decir, que de cada 100 euros que gastará el Gobierno de Aragón en 2020, 60,18 euros se dedicarán a la protección y cuidado de los ciudadanos.
El Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) contempla un presupuesto de 408.782.565 euros, un 5% más que el último ejercicio. En estas cifras, el conjunto del sistema de atención a la autonomía y personal y atención a la dependencia supone más de 200 millones de euros. Destaca en este sentido el capítulo de la ayuda a domicilio para personas dependientes, que crece un 39,54%, hasta los 19,2 millones de euros.
Partidas importantes en este ámbito son las habilitadas para atención a la discapacidad (78 millones de los cuales 41,1 se destinan a plazas concertadas en centros especializados); plazas concertadas en residencias de personas mayores (21 millones); y el complemento a las pensiones no contributivas (4,1 millones).
En el campo de la inclusión social la partida destinada es de 57,1 millones, de los cuales 51,1 millones se destinan a atender el Ingreso Aragonés de Inserción (IAI) para garantizar la protección social y prevenir la aparición de bolsas de pobreza y marginación.
En materia de Servicios Sociales Comunitarios el asiento presupuestario recoge 40,2 millones de euros, casi un 10% más que el año anterior. En este apartado se incluyen las partidas necesarias para atender las solicitudes de ayuda a la pobreza energética y otras acciones desarrolladas por los servicios sociales locales.
En relación a la dependencia, los objetivos del IASS apuntan a acabar con las listas de espera, de forma que desde la solicitud de reconocimiento hasta la resolución a la prestación no transcurran más 6 meses; la incorporación al Sistema para la Autonomía y Atención a la dependencia (SAAD) de un creciente número de solicitantes; y continuar el proceso de aumento del número de personas atendidas a través del servicios de Ayuda a Domicilio a través de los convenios que se firman con las Administraciones Locales.
La consejera recordó también que las políticas sociales tienen una indudable vertiente económica en el sentido de que generan retornos por cada euro invertido, crean empleo, vertebran el territorio, fijan población y garantizan la igualdad de todos los aragoneses y aragonesas en el acceso a los servicios públicos en un contexto de despoblación.
Por Direcciones Generales, el proyecto presupuestario queda de la siguiente forma: Dirección General de Cooperación al Desarrollo e Inmigración (6 millones). Los objetivos apuntan a avanzar en el marco de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios (2,6 millones). Las prioridades son consolidar la Red Aragonesa de Información al Consumidor y garantizar la seguridad de los productos y servicios en el mercado aragonés mediante la Inspección de Consumo.
Dirección General de Igualdad y Familias (2,4 millones). Destaca la creación de un Espacio de Atención para la Igualdad de Trato y no Discriminación, así como de un Centro de Atención Integral a las Familias.
Dirección General de Gobierno Abierto e Innovación Social (1,2 millones). Responsable de establecer la conexión con la ciudadanía contará con un espacio físico, el Laboratorio de Gobierno Abierto donde los ciudadanos podrán conocer las políticas del Gobierno de Aragón, contrastar los logros e interactuar con el propio Gobierno.
Finalmente, el Instituto Aragonés de la Juventud cuenta con un presupuesto 6,6 millones. Se mantienen las líneas de ayudas a asociaciones y entidades locales y quedan recogidas partidas para mejorar las residencias juveniles y albergues, con especial atención a la reforma de la Residencia Luis Buñuel de Teruel. Se seguirá también coordinando el Plan de Retorno del Talento Joven Aragonés, que contempla medidas transversales que afectan a diferentes Departamentos del Gobierno.