La violencia de género es la máxima manifestación de la desigualdad estructural que existe en nuestra sociedad entre hombres y mujeres, una lacra social que por séptimo año denuncia la Fundación Adecco, en el informe “Un Empleo Contra la Violencia”, esta edición en colaboración con AGC, Aqualia, CESCE, Haya Real Estate, UCALSA, PRA Health Sciences, Red Eléctrica de España, RNB y Talgo.

Con motivo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, el 25 de noviembre, el informe analiza la realidad de las mujeres víctimas de violencia de género, centrándose particularmente en el ámbito laboral.

El informe ha basado sus conclusiones en una encuesta a 160 mujeres víctimas de la violencia de género, así como en un análisis de los datos de denuncias por violencia de género ofrecidos por el Consejo General del Poder Judicial.

Estas son las principales conclusiones:

  • Pese a los avances normativos, tanto en España como a nivel internacional, la violencia de género sigue siendo una lacra social de la que ningún país se salva: en 2018 se registraron 31.286 mujeres víctimas de violencia de género, un 7,9% más que en 2017.
  • En el último año, los juzgados españoles recibieron un total de 166.961 denuncias por violencia de género, un 34% más que en los últimos 5 años. Sin embargo, cabe destacar un ligero estancamiento en el aumento del último año +0,4%.
  • Todavía existen importantes frenos; el 62% de las encuestadas afirma que le costó identificar que estaba sufriendo una situación de violencia de género y un 38% tardó más de 5 años en denunciarlo.
  • Las mujeres víctimas encuestadas destacan el miedo a la reacción del agresor y el desempleo o la precaria situación económica como los principales frenos a la hora de denunciar.
  • El 61% no tiene trabajo y más de la mitad (50,6%) de las desempleadas se encuentra en paro de larga duración.
  • Un 71,4% de las mujeres víctimas encuestadas destaca que estar en situación de desempleo genera inseguridad ante la violencia de género.
  • En palabras de Francisco Mesonero, “el trabajo no es una barrera infranqueable contra la violencia de género, pero observamos cómo se convierte en un escudo de protección, al eliminar el factor de dependencia económica, que muchas veces es el causante de que las situaciones de violencia se prolonguen en el tiempo.”

Descarga aquí el informe completo: www.fundacionadecco.org/informe-empleo-la-violencia/

Desde la Fundación Adecco, durante 2018 ayudamos a encontrar empleo a 561 mujeres víctimas de violencia de género. Además, publicamos la Guía “Un empleo Contra la Violencia”con el objetivo de ayudar y orientar a mujeres víctimas de violencia de género en su búsqueda de empleo.