Mentalia Pamplona, centro especializado en la atención a la salud mental, colabora en la iniciativa altruista de la compañía Ados Teatroa ‘Derechos humanos a escena’ en la que se emplean las artes escénicas como instrumento transformador del entorno, en este caso, planteando el derecho de toda persona a cambiar y/o enderezar su vida.

Los usuarios de Mentalia Pamplona participan, concretamente, en la iniciativa ‘Viejos mundos nuevos. Derechos humanos a escena’ en la que la compañía de teatro hace confluir a varios colectivos en el marco de la rehabilitación de un pueblo abandonado hace años en el Valle de Unciti. Por una parte, una comunidad de familias jóvenes con niños que han decidido cambiar el mundo urbano por el rural y se han propuesto rehabilitar Zorokiain, un pueblo que perdió su último vecino hace 20 años. Por otra, un grupo de personas en rehabilitación o con algún tipo de trastorno en su salud mental, entre los que se encuentran los usuarios de Mentalia Pamplona. Todos ellos simbolizan el derecho que tiene cualquier persona a cambiar su vida sin sufrir marginación o prejuicios. 

La primera fase del proyecto consiste en la grabación de sonidos que se pierden en la rutina cuando las personas están durante largos períodos de tiempo institucionalizadas: la lluvia, el agua de un río, un rebaño, niños jugando… Son los propios usuarios de Mentalia Salud, junto a un técnico de sonido de la compañía teatral, los que escogen qué sonidos grabar. En la segunda fase, dichos sonidos serán incorporados como ambiente en la obra de teatro que estrenarán a comienzos del próximo año.

Beneficios múltiples

Según afirma la psicóloga de Mentalia Pamplona, María Cidoncha, son múltiples los beneficios para los usuarios del centro: “Adquieren sentido del compromiso, se relacionan con colectivos con distintas historias de superación personal, comparten un espacio en el que pueden expresarse sin miedos ni prejuicios, conocen otras historias de vida, se ilusionan… Ya hemos podido ver los primeros efectos ya que usuarios que hacía tiempo que habían perdido el interés por otras cosas, están ilusionados con este proyecto”.