En los últimos años, el progresivo incremento de pacientes de edad avanzada, que presentan múltiples patologías, fragilidad y polimedicación, requieren de profesionales sanitarios que aborden de forma global los problemas de salud de las personas y que sepan trabajar y liderar equipos multidisciplinarios.

 

Así, para garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario es necesario acometer una reforma en profundidad. Los grandes ejes de este cambio de organización sanitaria girarán en torno a una asistencia integrada e individualizada, la creación de centros de referencia para el abordaje de procesos de especial complejidad tecnológica, el tratamiento ambulatorio o en domicilio en muchos casos y el perfil activo tanto de los profesionales sanitarios como de los pacientes.

 

“Para ello, los actuales servicios médicos deberán reorganizarse en bloques o redes asistenciales, trabajando en equipos multidisciplinarios y aumentando la oferta de hospitales de media-larga estancia. Además, deberá superarse la separación entre Atención Primaria y Atención Hospitalaria y la Enfermería deberá ampliar su rol profesional. En definitiva, los servicios sociales y sanitarios deben estar mucho más integrados”, revela el doctor Ricardo Gómez Huelgas, presidente de la Sociedad Española de Medicina Interna.

 

Este y otros aspectos se abordan en el Congreso Anual que la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) celebra en Barcelona coincidiendo con el Congreso de la Sociedad Catalano-Balear durante los días 27, 28 y 29 de noviembre y al que asisten más de 2.400 expertos.

 

Tal y como se expone en este foro científico, para avanzar hacia el “hospital del futuro”, resulta imprescindible reforzar el papel de la especialidad de Medicina Interna. De hecho, en la actualidad, uno de cada cinco pacientes hospitalizados en España es atendido directamente por un médico internista. “Esta proporción es aún mayor si se suman los pacientes que son asistidos de forma compartida con otros servicios, quirúrgicos o médicos. De hecho, prácticamente todos los hospitales en España cuenta con un Servicios de Medicina Interna, debido a su importancia estratégica”, señala el doctor Ricardo Gómez Huelgas.

 

Servicios de Medicina Interna en Catalunya

 

El papel crucial que ostentan los servicios de Medicina Interna a nivel nacional también tiene su paralelismo en Catalunya, donde el 85% de los pacientes que ingresan en estos Servicios proceden de Urgencias, son de edad avanzada y presentan una o más enfermedades crónicas. “Ello se debe a que los pacientes más jóvenes suelen diagnosticarse y tratarse en consultas externas e ingresan ocasionalmente cuando su estado de salud no permite el manejo ambulatorio”, comenta la doctora Roser Solans, presidenta ejecutiva del Congreso y especialista de Medicina Interna del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona.

 

Así, en cuanto a la asistencia que prestan los Servicios de Medicina Interna en Catalunya, la mayoría dispone de dispositivos alternativos a la hospitalización convencional, tales como consulta de diagnóstico rápido o de atención inmediata, hospital de día terapéutico y, en algunos casos, evaluador. “También muchos de ellos cuenta con hospitalización a domicilio integrada por médicos internistas, pero que en más del 50% de los casos depende directamente de la Dirección Médica, unidades de insuficiencia cardiaca compartidas con cardiólogos o médicos de familia, etc.”, añade la doctora.

 

Además, los Servicios de Medicina Interna atienden a los pacientes mayores ingresados en áreas quirúrgicas (Traumatología, Cirugía General, Cirugía Vascular) y, en algunos casos, a los pacientes ingresados en Oncología.

 

“Asimismo, se están desarrollando unidades de atención al paciente crónico complejo, que se ubican en los propios hospitales, en centros de media estancia o en primaria, según el área sanitaria, así como unidades de atención al paciente frágil. Es más, se ha hecho un gran esfuerzo para identificar a los pacientes crónicos complejos multi-frecuentadores, mejorar su control a nivel comunitario y evitar ingresos hospitalarios, si bien queda mucho camino por recorrer”, explica la doctora Roser Solans.

 

Las consultas virtuales con Atención Primaria, la creación de protocolos conjuntos entre áreas para favorecer la continuidad asistencial y la gestión por procesos son otros de los aspectos que también se han implantado en gran parte de los Servicios de Medicina Interna en Catalunya.

 

Precisamente, desde la Sociedad Catalano-Balear de Medicina Interna (SCBMI), fundada hace 50 años y que cuenta con más de 1.200 socios, se pretender ayudar a mejorar la asistencia de los Servicios de esta especialidad. “Queremos ser un instrumento útil para nuestros asociados desde un punto de vista formativo y profesional. En este sentido, también queremos seguir colaborando con la Administración Sanitaria para dar nuestra visión como expertos en salud y por eso participamos en todos los grupos de trabajo, comités, etc. que tienen que ver con nuestra especialidad y con la atención de los pacientes. Finalmente, creemos que también tenemos mucho que aportar en el empoderamiento de los enfermos”, expone el doctor Emili Sacanella presidente de la Sociedad Catalano-Balear de Medicina Interna y Cconsultor senior del Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínic de Barcelona.

 

El papel del internista en la Medicina presente y futura

 

La Medicina Interna como especialidad generalista intrahospitalaria tiene su foco de atención principal en una visión integral del paciente. Este interés por la globalidad del enfermo habilita a estos profesionales sanitarios como uno de los mejores especialistas para atender a los pacientes pluripatológicos.

 

“Nos encargamos de diagnosticar “enfermedades ocultas”, de hecho, de ahí viene el nombre de Medicina Interna. Sería el caso  de pacientes con sintomatología compleja, a veces de larga evolución, y en los que frecuentemente subyacen enfermedades  autoinmunes, infecciones o tumores. Y también solemos tratar las enfermedades que pueden atenderse en los servicios de urgencia hospitalarios”, asegura el doctor Emili Sacanella.

 

Gracias a esta versatilidad, en los últimos años, se está poniendo en valor la visión integral del médico especialista en medicina interna para implicarlo e integrarlo en servicios quirúrgicos y así mejorar la evolución perioperatoria de los pacientes y optimizar sus resultados.

 

De cara a la Medicina del futuro, los sistemas sanitarios están intentando adaptarse a los cambios demográficos, como el envejecimiento de la población, y a la pandemia de enfermedades crónicas que provocan un aumento vertiginoso en la proporción de pacientes crónicos complejos pluripatológicos que ingresan en los hospitales.

 

“En este sentido, creemos firmemente que la Medicina Interna debe tener una papel de primera línea para afrontar este reto sanitario ya que puede aportar soluciones a la ecuación: envejecimiento poblacional, cronicidad y sostenibilidad sanitaria. Somos una especialidad de presente pero todavía más de futuro, ya que la visión holística que tenemos de los pacientes nos permite no solo hacernos cargo de su abordaje, sino también ayudar a mejorar la gestión  de nuestro sistema sanitario”, afirma el experto.

 

Precisamente, en el marco del Congreso, la doctora Flora Kisuule, directora asociada de Medicina Hospitalaria en el Johns Hopkins Bayview Medical Center, imparte una conferencia que trata sobre “La Medicina Hospitalaria en Estados Unidos: pasado, presente y futuro”, explicando el crecimiento que ha vivido esta especialidad en los últimos años. “En EEUU los hospitalistas hemos ayudado a mejorar la calidad de la asistencia y la reducción de costes, pero todavía queda mucho por hacer ya que el coste que implica en muchos casos la asistencia sigue aumentando, debido principalmente al envejecimiento de la población y de las enfermedades crónicas. Por ello, debemos pensar en llevar a cabo nuestra práctica clínica más allá de las paredes de un hospital y hacerla de forma continua a nuestros pacientes”, declara la especialista.

 

40º Congreso Nacional de Medicina Interna

 

Durante el 40º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Interna se tratan las novedades en torno a enfermedades como insuficiencia cardiaca, EPOC, infecciones, enfermedades autoinmunes, trombosis o diabetes; además de abordar otros temas destacados como la ética, los cuidados paliativos, la fragilidad, la atención en los últimos momentos de la vida, la ecografía para internistas, la telemedicina, la inteligencia artificial aplicada a la salud o los sesgos de género, entre otros.

 

“En este congreso se abordan temas muy diversos y que permiten, en tan solo tres días, acceder a la actualización sobre los últimos conocimientos en múltiples temas de gran aplicación diaria”, incide el doctor Jesús Díez Manglano, presidente del Comité Científico del Congreso.

 

Durante este foro, también se presentan varias guías de práctica clínica, como la Guía de Atención Multidisciplinar e Integral de Insuficiencia Cardiaca, en colaboración con la Sociedad Española de Cardiología y las Sociedades de Atención Primaria; la Guía de Nutrición en Patologías específicas de Medicina Interna, que aporta consejos sobre cómo abordar la alimentación en enfermedades prevalentes; o un Documento de Consenso sobre Salud Cardiovascular.

 

“Y también se presenta la Guía de Práctica Clínica Hispano-Portuguesa de Cuidados al Final de la Vida, un proyecto de ambas sociedades que ha contado con la colaboración de más de 100 personas, incluyendo médicos, enfermeras, pacientes, juristas, expertos en bioética, gestores, políticos y periodistas”, añade el doctor Jesús Díez Manglano, encargado de presentarla.

 

Por su parte, dentro del Congreso tiene lugar la Jornada de Enfermería con el objetivo de aglutinar a los profesionales de esta especialidad que trabajan en Medicina Interna y desarrollar proyectos específicos para su formación continuada y para la investigación en este ámbito.

 

Todas estas iniciativas forman parte del compromiso de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y de la Sociedad Catalano-Balear de Medicina Interna (SCBMI), con el desarrollo de varia líneas estratégicas que incluyen, entre otras: potenciar la comunicación, participación e integración de los socios; mejorar el conocimiento de su especialidad entre la población general; fomentar la colaboración con universidades, sociedades científicas, asociaciones de pacientes y estudiantes; y perseguir la calidad de la asistencia que prestan a sus pacientes.

 

Adjuntamos nota de prensa y foto de la rueda de prensa de presentación del Congreso.

 

En la imagen, de izquierda a derecha: Dr. Jesús Díez Manglano, presidente del Comité Científico del Congreso; Dra. Roser Solans, presidenta ejecutiva del Congreso y especialista de Medicina Interna del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona; Dr. Ricardo Gómez Huelgas, presidente de la SEMI; y Dr. Emili Sacanella, presidente de la Sociedad Catalano-Balear