Nunca es tarde para verse y sentirse bien. Cumplir años no tiene por qué suponer un menoscabo de ese gusto por arreglarse, cuidarse y estar a gusto con uno mismo o con una misma, tanto por dentro como por fuera. Y con este espíritu, en la residencia IMQ Igurco José M.ª Azkuna de Amorebieta-Etxano, perteneciente a la red de infraestructuras sociales de la Diputación Foral de Bizkaia, acaban de poner en marcha un taller de autocuidado, en el que se pone el acento “en el cuidado de la imagen personal, que comprende tanto elementos de estética como hábitos de salud e higiene personal”, indica Ziortza Villegas, técnica de animación sociocultural de la residencia.

 

Tal y como explica, “con el paso de los años no se debe dejar de lado el cuidado del aspecto físico, ya que éste refuerza la identidad y fortalece la autoestima, lo que incide de manera positiva en la salud autopercibida y en la calidad de vida. Está contrastado que dedicar tiempo a uno mismo a través del cuidado te hace sentir bien, potencia la capacidad de observación y promueve la interacción social”.

 

Otro aspecto que se tiene en cuenta es que “asearse y arreglarse forma parte de las actividades básicas de la vida diaria. Por ello, este taller redunda en el mantenimiento de las capacidades de las personas mayores para seguir gozando del máximo nivel de autonomía posible en su vida cotidiana”.

 

El taller se realiza con una periodicidad de dos sesiones mensuales y está planteado, en un inicio, para 26 residentes, mujeres y hombres. A su vez, está dividido en grupos, dependiendo a las capacidades de los distintos componentes.

 

La formación es impartida por una profesional de la imagen personal, Nerea Ibarguren Arana. “Los residentes se ayudan muchas veces entre ellos, de manera natural, además de recibir el apoyo de las terapeutas que colaboramos en la celebración del taller”, explica Ziortza Villegas.

 

Dentro del taller se realizan diferentes actividades como el cuidado facial, peinado, maquillaje, limpieza de cara, uñas, cejas, labio superior y barbilla, cuidado de manos y piel, masajes craneales, gimnasia facial e hidratación con parafina, entre otros.

 

“Con el paso de los años, no debemos olvidarnos de estar guapos y guapas. Es importante no abandonarse, quererse y aceptarse a cualquier edad y asumir con naturalidad el paso de los años”, concluye la animadora sociocultural de la residencia IMQ Igurco José M.ª Azkuna.

 

En el taller participan además Garazi Luzuriaga, psicóloga de IMQ Igurco José M.ª Azkuna, e Irene Ruescas, trabajadora social de esta residencia foral.