El equipo de profesionales de la Unidad de Investigación de Fundación ACE –Barcelona Alzheimer Treatment & Research Center, entidad dedicada al diagnóstico, tratamiento e investigación del Alzheimer, han sido reconocidos con un total de siete ayudas públicas para investigación de la demencia procedentes del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. Seis de ellas han sido otorgadas por el Instituto de Salud Carlos III y una a través del programa de ayudas para contratos Juan de la Cierva.

Fruto de estas becas, Fundación ACE recibirá alrededor de 616.000 € con los que se financiarán cuatro proyectos de investigación, uno de ellos liderado por la Dra. Marta Marquié que estudia la utilidad de la Angiografía por Tomografía de Coherencia Óptica (OCT-A), una prueba que mide el estado de los vasos sanguíneos de la retina, a la hora de predecir la probabilidad de desarrollar Alzheimer y demencia vascular.

Estas becas estatales también ayudarán a financiar dos proyectos dirigidos por el Dr. Agustín Ruiz, director científico de la entidad. Por una parte, la segunda fase del estudio GR@ACE, dedicado al análisis de los genes relacionados con el Alzheimer. Por otra, un proyecto europeo, coliderado por Fundació ACE y la Universidad de Colonia, para identificar los factores de envejecimiento celular en pacientes de Alzheimer con el objetivo de estudiar el impacto que tienen en el desarrollo de la enfermedad. Este último es una de las tres becas que el Joint Program for Neurodegenerative Disease Research (JPND) ha concedido a grupos de investigación españoles, tras un exigente proceso competitivo entre las propuestas.

Además, también se apoyará la financiación de otro proyecto liderado por la Fundación Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili, en el que Fundación ACE colabora, relativo a la modulación nutricional. El objetivo de este proyecto es estudiar como los cambios en la dieta pueden afectar a determinadas moléculas reguladoras de los genes relacionados con el Alzheimer y la resistencia a la insulina y, al mismo tiempo, ver si estas moléculas pueden ser usadas para mejorar el pronóstico del deterioro cognitivo.

Por otro lado, estas ayudas incluyen también la concesión de una beca de movilidad que servirá para financiar una estancia de seis meses en el Glenn Biggs Institute Alzheimer’s & Neurodegerative Diseases, de la Universidad de Texas, con el objetivo de crear un observatorio de genómica para generar datos de la secuencia completa del genoma en población española, mejicana y americana. De esta manera, se quieren crear programas de medicina personalizada e identificar nuevos genes vinculados a la enfermedad.

Por último, el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades ha otorgado a Fundación ACE dos becas de formación para la contratación de dos nuevas investigadoras que se incorporaran en el estudio de nuevos biomarcadores y en el programa de investigación de neuroimagen.

El Dr. Agustín Ruiz ha querido destacar que estas becas “suponen un reconocimiento a la tarea que realizamos desde nuestra Unidad y nos animan a seguir adelante con la investigación de la enfermedad, que requiere muchos esfuerzos y de la que aún nos quedan muchas cosas por conocer”.

La investigación del Alzheimer, una prioridad

Ante una enfermedad de la que se desconocen las causas y la cura y que afecta cada vez a más personas en nuestro entorno, Fundación ACE apuesta por la investigación y la detección precoz de la demencia. La investigación es uno de los principales pilares de la Fundación que, actualmente, es miembro del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Neurodegenerativas (CIBERNED) y lleva a cabo más de 20 proyectos de investigación, entre los que lidera dos concedidos por la Unión Europea sobre genética de Alzheimer (ADAPTED) y sobre modelos de participación activa de los pacientes (MOPEAD).

“El Alzheimer es una enfermedad compleja y sabemos que hacer investigación es la única manera que tenemos para avanzar en el conocimiento y el tratamiento de esta demencia. Es por eso que contar con la implicación de las instituciones y de la sociedad, en general, resulta imprescindible para poder llevar a cabo esta tarea. No podemos escatimar en recursos ni en esfuerzos”, apunta la Dra. Mercè Boada, cofundadora y directora médica de la entidad.