Cada día son más las personas que, por diferentes razones, sienten la necesidad de alimentarse bien y buscar salud en lo que comen. Si bien, como diferentes estudios apuntan, buena parte acude en primera consulta al “Dr. Google experto en nutrición” para despejar sus dudas. Ante la ingente cantidad de información -con todo tipo de advertencias y opiniones dispares sobre los alimentos y sus propiedades-, la mayoría acaban asesorándose en espacios especializados o con profesionales en nutrición para aclarar sus dudas.
Tras siete años recibiendo consultas día a día, Vanessa Bordas, del equipo de nutricionistas de OBBIO, el espacio súper especializado en alimentación ecológica y saludable más grande de Cataluña, nos comenta cuáles son las preguntas más frecuentes a sus expertas en nutrición.
Ansiedad o depresión
Son muchos los clientes que buscan asesoramiento por problemas del desequilibrio del sistema nervioso, para mitigar la ansiedad, la depresión, el insomnio, el estrés, la tristeza o el cansancio, ya que canalizan sus emociones con la ingesta de comida. Dentro de este porcentaje se encuentran aquellas personas que padecen estrés físico, mental o emocional y buscan un cambio en su dieta de forma menos procesada y atractiva. Desde punto de vista nutricional Bordas recomienda reducir el estrés bebiendo líquidos, zumos, caldos e infusiones y priorizando objetivos reales con el fin de disminuir los nervios, la ansiedad o la depresión por la misma causa.
Para conseguirlo, la dieta del grupo B es la más recomendada, y es la que incluye magnesio, grasas saludables y alimentos para mejorar los problemas del sistema nervioso como los productos integrales, fruta y verdura de estación. Además, los hábitos como el descanso, el deporte, la respiración y la meditación ayudarán a una futura mejora apunta la especialista.
Molestias osteoarticulares
Hay muchas personas que piden consejo especializado por problemas que involucran el deterioro y disfunción del sistema óseo o reumatológico como la artritis, contracturas de espalda, piernas, muñecas, tobillos o rodillas, que buscan en las propiedades naturales de los alimentos, el remedio para sus molestias.
En este caso, se recomienda introducir en las dietas magnesio, colágeno, gelatinas, caldos de pescado o de ave por los nutrientes que aportan. Además, es importante la introducción de comida caliente, grasas buenas como el aguacate o las olivas, e infusiones de ortiga, hibiscus, cola de caballo o tomillo. 
Molestias Intestinales

En este apartado encontramos digestión pesada, acidez, gases, inflación estomacal o del intestino, diarrea, estreñimiento, somnolencia, migrañas, piernas pesadas, confusión mental, o debilidad muscular.  Para resolverlo, según esta experta es importante mejorar la digestión evitando el gluten, la lactosa o las bebidas gaseosas. También se recomienda introducir en la dieta semillas, kéfir de cabra o vegetal, pescado, frutas de temporada y verduras, tomar caldos de verduras, o infusiones, entre otros hábitos de alimentación saludable.
Pérdida de peso
Este tipo de consulta es estacional, ya que predomina a final de verano y principio de año (tras las comilonas navideñas). En este sentido, la experta de OBBIO confía en los cambios de hábitos constantes haciendo una transición a una alimentación saludable con predominio de la dieta mediterránea.
En este sentido, la pauta general sería: 5 comidas al día que vayan de más cantidad a menos e incluir macro y micro nutrientes en cada una de ellas. También es importante que los snacks de media mañana y tarde incluyan fruta fresca y seca, frutos secos, cereales, yogurt, bebida vegetal o infusiones. Por otro lado, la reducción del alcohol, el tabaco, tóxicos, azúcar refinado o sal es muy importante.
Horarios regulados
Finalmente, hay que insistir en la necesidad de llevar un horario regulado de comida y de sueño, practicar alguna actividad deportiva tres veces a la semana, reducir el estrés, ayudarse con suplementos, meditar o realizar masajes para drenar y baños de sal.
Consultas muy puntuales
Otras patologías como la infertilidad y dudas de carácter más general como consejos de nutrición infantil son también motivo de consulta, pero con menos frecuencia.