Hay negocios recurrentes, en tanto que la naturaleza es inevitable. Si a ello se le suma una demografía fruto del baby boom de los años sesenta, España se convierte en una auténtica joya para determinados sectores económicos. Uno de ellos es la gestión de residencias para la tercera edad, que desde 2012 ha sumado un millón de integrantes en el país, alcanzando 9,11 millones de ciudadanos en el arranque de 2019.

 

Traducido en ingresos, la evolución de la pirámide demográfica ha permitido que las gestoras de residencias geriátricas crezcan a un ritmo constante siempre superior al 3%, con una previsión de completar el último año con 4.725 millones de euros de facturación… Más