En el umbral de un año nuevo, la Fundación Adecco presenta los resultados del tercer informe “¿Qué 3 deseos le pides al 2020?”, basados en una encuesta a 200 personas con discapacidad. El objetivo de este análisis es detectar las aspiraciones y reivindicaciones principales de un segmento de la población heterogéneo, pero que a ojos de muchas personas, entidades y empresas sigue viéndose como un todo homogéneo.

Esta tendencia hegemónica de ver a las personas con discapacidad como un solo grupo —sin importar siquiera qué tipo de discapacidad y mucho menos su formación o ambiciones— es una evidencia del desconocimiento que todavía existe respecto a la discapacidad. Además, durante mucho tiempo, se ha catalogado a las personas con discapacidad en el imaginario directamente como “inválidos”, una asociación muy dañina que, añadida a estigmas tan arraigados como la inactividad y la dependencia, lastran su integración sociolaboral.

Por ello, es necesario tener una visión renovada de la discapacidad, dejando atrás conceptos ligados a ella como la dependencia, inactividad, formación poco cualificada y, por supuesto, apostar por una mejora en el lenguaje y cambiar la manera en que nos referimos a la discapacidad. La verdadera inclusión de las personas con discapacidad pasa, en primer lugar, por tenerlas en cuenta y preguntarles.

Así, entre los deseos más destacados por los encuestados, el 60% ha mencionado el empleo como uno de sus principales anhelos para 2020, seguido de un 55% que pide salud y un 46% que desearía mejorar su situación económica.

Estas son las principales conclusiones del informe:

  • Un año más, el empleo se encuentra en el centro de los deseos de las personas encuestadas; lograr una mayor participación de personas con discapacidad en el mercado laboral es uno de los grandes retos para este 2020.
  • Continúa el aumento de la contratación de personas con discapacidad; sin embargo, se mantiene el mismo patrón: el 70,5% del total de contrataciones en 2019 tienen lugar en ámbito protegido (CEE) y no en empresa ordinaria.
  • Los Centros Especiales de Empleo (CEE) cumplen una labor muy importante, pero los datos evidencian que se están alejando de su función como puente hacia el empleo en la empresa ordinaria.
  • El año 2019 ha marcado un antes y un después. En las elecciones generales de abril, más de 100.000 personas con discapacidad intelectual pudieron votar por primera vez. Además, este año acabará con las primeras campanadas inclusivas de la historia, presentadas por Pablo Pineda.
  • Sin embargo, la discapacidad se sigue viendo como un problema para acceder al mercado laboral. El 70% considera que la discapacidad es un obstáculo a la hora de acceder a puestos de responsabilidad en la empresa.
  • En definitiva, en palabras de Francisco Mesonero, DG de Fundación Adecco: “las personas con discapacidad siguen reclamando oportunidades laborales en igualdad. Por nuestra parte, vamos a seguir trabajando con ellos y, con el compromiso de las empresas, para garantizar que esto se haga realidad. El 2020 lo afrontamos con mucho optimismo, pero también conscientes de que son muchos los retos a los que todavía hacer frente.”

Informe 3 deseos_Fundación Adecco