La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) quiere mostrar su satisfacción por la introducción de cuestiones referentes a Geriatría en el examen MIR celebrado recientemente.

Los médicos que han realizado el examen han mostrado su sorpresa por la inclusión de preguntas de esta especialidad que no suele ser lo habitual, lo que la SEGG espera que signifique que es una especialidad que empieza a abrirse paso como necesaria ya en el presente y de cara al futuro.

En la actualidad hay 9 millones de personas mayores de 65 años en España, y en 2050 ya representarán el 30% de la población, por lo que hay que hacer un esfuerzo muy importante para formar en geriatría a todos los médicos y también para incrementar el número de especialistas en geriatría. Es necesario, para ello, incrementar el número de especialistas en geriatría que enseñan durante el grado y también el número de especialistas.

Según José Augusto García Navarro, Presidente de la SEGG, en los próximos años tendrán que habilitarse unas 1.200 plazas en la sanidad pública, como poco, para intentar abarcar la demanda previsible y, de paso conseguir que el sistema sea más sostenible.

Este año el número de plazas para la especialidad de geriatría se ha incrementado hasta 74, lo que representa un importante avance, pero aún lejos de las necesidades reales. De hecho esta cifra sólo representa el 1% del total de plazas para especialidades médicas.

Además, todavía hay que reivindicar que todas las Comunidades cuenten con un servicio de geriatría en los hospitales públicos lo que no se da en estos momentos ni en Andalucía ni en el País Vasco.

Al examen MIR de 2020 se han presentado 16.000 personas en busca de una de las 7.512 plazas convocadas que es la mayor de la historia.

La SEGG apuesta por que las instituciones afronten con mayor celeridad la necesidad de incrementar la formación y presencia de los especialistas en geriatría así como los servicios que se deberán ofrecer a esta parte muy importante de la población.