Estamos ante una situación demográfica y social desconocida. Durante el siglo XX se ganaron 48 años más de vida, aumentando drásticamente lo que llamamos vejez, que ya ocupa más de dos décadas de nuestra vida en muchos casos. Los jóvenes viven peor que los adultos y los mayores, lo que pone en cuestión el pacto intergeneracional. En nada, 14 millones de baby boomers van a llegar a la vejez con intereses muy diferentes a los de sus predecesores, reclamando una nueva forma de entender la vejez, un nuevo paradigma que dé respuesta a sus necesidades, deseos y expectativas. Dar respuesta a este desafío es la motivación que impulsa este proyecto… Más