El Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón impulsa una alianza entre la CEOE y las entidades de voluntariado, la Coordinadora y la Plataforma, que persigue que todos los aprendizajes que se adquieren en la acción voluntaria sean valorados por las empresas a la hora de contratar personal. El apoyo tácito de la patronal a este proyecto es un paso más para conseguir que las herramientas transversales que una persona obtiene durante su labor como voluntario (trabajo en equipo, empatía o comunicación, entre otros) estén acreditados y sumen en los procesos de selección.

Esta cooperación se ha plasmado esta mañana en un acto, al que han asistido más de cien personas, entre empresas y entidades sociales, que sirve para seguir avanzando en el compromiso que el Departamento de Ciudadanía, la CEOE, la Coordinadora Aragonesa de Voluntariado y la Plataforma de Voluntariado de Aragón rubricaron en marzo de 2019, en un convenio para el desarrollo de un programa de acciones de voluntariado corporativo en las empresas y del nuevo sistema de acreditación #CVOL (Currículum de Competencias del Voluntariado), que puede consultarse en gobiernoabierto.aragon.es

“El Gobierno de Aragón –ha dicho la consejera María Victoria Broto, que ha inaugurado el acto- apuesta por el voluntariado, y lo ha hecho con una ley. El voluntariado aporta valores a la sociedad y ayuda a construir un futuro mejor; pero para construirlo es imprescindible el apoyo de la Universidad, de las entidades y de las empresas. Entre todos debemos buscar a las mejores personas para ayudar a construir la mejor sociedad”. En esta línea, la consejera ha subrayado que “tan importante como incentivar al voluntariado es que las empresas reconozcan el valor que estas personas aportan, que está acreditado en su currículum en el #CVOL, y eso debe ser tenido en cuenta a la hora de contratar”.

En este sentido, está previsto que en el mes de marzo se dé un paso más con la creación del Club CVOL empresas, que integrarán todas aquellas que valoren la acreditación de estas competencias en los procesos de selección y, además, puedan desarrollar, dentro de sus actuaciones de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) un sistema de voluntariado corporativo en colaboración con las entidades sociales, dentro del nuevo catálogo digital para este tipo de programas en la plataforma #CVOL. Esta iniciativa, liderada por la Dirección General de Gobierno Abierto e Innovación Social, se aglutina en torno al Currículum de Competencias del Voluntariado, del que emana la plataforma, y donde se acredita la labor de voluntariado del candidato o candidata y las competencias adquiridas, una herramienta que tendrán en cuenta las empresas que se vayan adhiriendo al proyecto, a través del Club CVOL Empresas.

Desde la CEOE, su directora de Innovación, Responsabilidad Corporativa y Desarrollo Sostenible, Carolina Álvarez, ha indicado que existe un interés creciente de las empresas por este proyecto “porque el voluntariado es un valor diferencial que aporta el candidato o la candidata y hay estudios que avalan que el compromiso de los trabajadores que han hecho voluntariado es mucho mayor”. Por su parte, la presidenta de la Coordinadora Aragonesa de Voluntariado, María Ríos, ha hecho hincapié en que el voluntario puede aportar más valor a las empresas, porque estas personas “tienen más capacidad, al haber desarrollado otras competencias”. El proyecto ha contado desde el principio con el apoyo de Randstad, una de las empresas líderes en recursos humanos y procesos selectivos en Aragón. Al acto de hoy también han acudido representantes del INAEM, interesados en el proyecto.

Para hacer más tangible la acreditación de estas competencias, denominadas transversales o soft skills, la plataforma #CVOL cuenta con un software destinado a contabilizar las horas de voluntariado, así como las destrezas adquiridas con él, incluyendo también el impacto en los ODS (Objetivos de desarrollo sostenible de la agenda 2030) algo que queda reflejado en el perfil del futuro candidato o candidata a un puesto de trabajo, bien a través de la impresión de su portafolio de competencias, bien a través de su perfil digital, que queda indexado en Internet, en la plataforma CVOL, y puede ser así contrastado por las empresas.

Definición de las competencias

Respecto a la definición de estas competencias, se ha establecido, junto a la Universidad de Zaragoza, un catálogo de cuáles son las destrezas que puede adquirir un voluntario con su labor y se han descrito once: crecimiento personal; inteligencia emocional; iniciativa y emprendimiento; comunicación; trabajo en equipo; resolución de conflictos; compromiso social; ciudadanía, inclusión y diversidad; innovación, organización y planificación y aprendizaje funcional.

El objetivo es que todas estas soft skills se tengan en cuenta en los procesos de selección, que suelen centrarse en el currículum educativo o laboral, sin valorar estas aptitudes, que son clave a la hora de trabajar y que cada vez son más demandadas por las corporaciones. Aragón es la primera Comunidad Autónoma en España que trabaja en la acreditación de la labor de los voluntarios, a semejanza de países, como Estados Unidos y Reino Unido, donde estas competencias son tenidas en cuenta en los procesos de selección de personal.

#CVOL fue uno de los compromisos del Gobierno de Aragón con las entidades en el Congreso Aragonés de Voluntariado, celebrado en diciembre de 2017, para reconocer su contribución a la sociedad, en el marco de las directrices europeas para la mejora de las competencias de los jóvenes y el fomento de su empleabilidad. Con este proyecto, el Gobierno de Aragón quiere devolver de algún modo la labor que el voluntariado realiza de forma solidaria. En estos momentos, la plataforma, que aún funciona como un proyecto experimental, tiene subidos 224 programas de voluntariado, suma ya 411 voluntarios y tiene como objetivo llegar a mil durante este año.