Nace GENPO, el Grupo de Expertos en Nutrición Clínica del Paciente Oncológico, con el principal objetivo de sensibilizar a la población y a los decisores sobre lo importante que es para el paciente oncológico mantener un adecuado estado nutricional que permita mejorar la tolerancia al tratamiento antineoplásico y mejorar su calidad de vida. 

El cáncer constituye una de las principales causas de muerte en todo el mundo. Según el informe anual de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), se han recogido estimaciones poblacionales que indican que el número de casos nuevos probablemente aumente en un 70% en las próximas décadas, alcanzando los 24 millones de casos aproximadamente en el año 2035.

En este sentido, la proporción de pacientes que, en el momento del diagnóstico, presentan pérdida de peso oscila entre un 15 y un 40% en función del tipo de cáncer,,. Y es que, la incidencia de desnutrición aumenta conforme evoluciona la patología hasta afectar a un 80% de los pacientes en fases avanzadas de la enfermedad23,3 ,4. Por su parte, la malnutrición está presente también en el 15-20% de los estadios4,, iniciales.

La desnutrición aumenta el riesgo de morbilidad y mortalidad. De hecho, la optimización del estado nutricional ayuda a disminuir los efectos secundarios del tratamiento, así como a potenciar la respuesta inmunitaria del paciente. Es por esto que, GENPO nace con el objetivo de concienciar a profesionales, pacientes y gestores político-sanitarios sobre el valor de mantener un buen estado nutricional en el paciente oncológico. Se considera esencial abordar el riesgo de la Desnutrición Relacionada con la Enfermedad (DRE), así como combatir la desnutrición establecida, como tratamiento integral de la persona con cáncer. 

Primero deberemos hacer un cribaje del riesgo de DRE para continuar con una valoración nutricional y un seguimiento estrecho e individualizado, en aquellos pacientes que lo precisen, ajustando los aportes nutricionales a sus requerimientos e incidiendo en la dieta y en el tratamiento médico nutricional más adecuado en cada caso. Combatir estigmas como el de que la nutrición parenteral en pacientes oncológicos se asocia al final de la vida resulta fundamental para este grupo de expertos, que pretenden difundir  a la sociedad los usos de los distintos tipos de nutrición médica y su correcta utilización según el estado físico y nutricional del paciente.

La prevalencia de la nutrición parenteral domiciliaria en nuestro país presenta una tasa entre dos y cuatro veces inferior a las de otros países europeos. Reino Unido o Italia tienen una tasa de 12,5 y 24,5 pacientes por millón de habitantes respectivamente, mientras que en España contamos solamente con una tasa de 6,61 pacientes por millón de habitantes,,. El uso de la nutrición parenteral domiciliaria como alternativa a la hospitalización, mejora la calidad de vida del paciente y supone una optimización de recursos para el sistema sanitario. 

Integrantes de GENPO

Ocho expertos de diferentes ámbitos de especialización se reunirán periódicamente para establecer las recomendaciones para conseguir un adecuado estado nutricional en el paciente oncológico que le permita recibir y completar su tratamiento.

Paloma Casado Durández, responsable del área de humanización y Responsabilidad Social Corporativa del Hospital Clínico San Carlos del SERMAS y ex subdirectora general de Calidad e Innovación en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

David Cantarero Prieto, profesor titular y responsable del grupo de I+D en Economía de Salud de la Universidad de Cantabria e Idival-instituto de investigación Marqués de Valdecilla.

Alfredo Carrato Mena,  catedrático de la Universidad de Alcalá, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid y patrono vicepresidente de la Fundación para la Excelencia y Calidad en Oncología (ECO) y del Grupo Cooperativo Español de Tumores Digestivos (TTD).

Mª Cristina de la Cuerda Compés, médico adjunto en la Unidad de Nutrición del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid y coordinadora del Comité Científico Educacional de la Sociedad Española de Nutrición Clínica y Metabolismo (SENPE). 

Carmina Wanden-Berghe, Unidad de Hospitalización a Domicilio del Hospital General Universitario de Alicante. Coordinadora del Grupo de Trabajo en Nutrición Artificial Domiciliaria y Ambulatoria (NADYA) de la Sociedad Española de Nutrición Clínica y Metabolismo (SENPE).

Juan Antonio Virizuela, Unidad de Gestión Clínica de Oncología Médica del Hospital Universitario Virgen Macarena, jefe del Servicio de Oncología del Hospital Salud Quirón Sagrado Corazón de Sevilla y miembro de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

Marga Garrido Siles, responsable de la Unidad de Farmacia Oncológica del Hospital Costa del Sol de Marbella y miembro del comité coordinador de GEDEFO (Grupo de Farmacia Oncológica de la SEFH).

José Luis Baquero Úbeda, director y coordinador científico del Foro Español de Pacientes (FEP).

Durante los próximos meses, estos expertos elaborarán un documento con recomendaciones que presentarán posteriormente a nivel nacional y autonómico en diferentes jornadas.