Emera se hace fuerte en Madrid. La compañía, especializada en la prestación de servicios para el sector de la tercera edad y personas en situación de dependencia, gestionará una nueva residencia en Madrid, cuya inversión supera los doce millones de euros, según la información adelantada por Ejeprime.

 

La promotora Aldara, dirigida por Ricardo Díaz, es la encargada de la construcción de la nueva residencia. El inmueble estará en Boadilla del Monte (Madrid) y supondrá una inversión de 12,8 millones de euros.

 

El edificio, que estará compuesta por 120 habitaciones individuales y veinte estancias dobles, contará con una superficie de 2.265 metros cuadrados, además de 4.100 metros cuadrados destinados a jardines, viales interiores y párking.

 

Para levantar el activo, Aldara se ha aliado con un family office inversor que se quedará con la propiedad del edificio. El inmueble estará gestionado por el grupo francés Emera, que en España ya controla once residencias para la tercera edad.

 

El inmueble estará formado por dos alturas, además de planta baja, y se dividirá en distintas unidades de convivencia adaptadas a las diferentes necesidades y grados de dependencia de los inquilinos.

 

El pasado diciembre, Emera anunció la adquisición del centro Mas Camarena, con más de noventa plazas. Se trata de la primera residencia para mayores de la empresa en la Comunidad Valenciana.

 

Situada en una urbanización de Bétera, municipio colindante a la capital valenciana, el centro, rodeado con 3.000 metros cuadrados, consta de planta baja, dos plantas en altura y semisótano. En las plantas se recogen en unidades de convivencia diferenciadas por nivel de dependencia, se distribuyen 40 habitaciones dobles y ocho individuales. La residencia cuenta con amplios espacios comunes, distintas salas de terapia y servicios de peluquería, entre otros.