La creciente digitalización de la sanidad española es un hecho, pero no se ha terminado de producir una verdadera transformación digital en Salud. En la V Jornada que organiza la Asociación Salud Digital, que se celebra hoy en el Auditorio EY (Ernst & Young, c/ Raimundo Fernández Villaverde 65, Madrid) con la presencia de más de 200 profesionales, se ponen de relieve los déficits que subsisten en España en este ámbito. 

“Invertir en nuevas tecnologías digitales no equivale a ‘transformación digital’, entendida ésta como el uso de tecnologías para mejorar radicalmente el rendimiento o el alcance de los productos y servicios implicados en la Salud”, afirma el presidente de la ASD, Jaime del Barrio, quien aclara que “la transformación digital requiere de un adecuado alineamiento estratégico, con una visión clara de qué se pretende alcanzar, en este caso su impacto en resultados en Salud”. A su juicio, “esta es una de las razones principales por las que el sector Salud sea aún de los más rezagados: todo el mundo coincide en que ‘las cosas tienen que cambiar’, pero muy pocos saben hacia dónde y por dónde empezar y lo que es más grave, quién ha de liderar este cambio”.

Problemas a resolver

Según los expertos reunidos en este foro, gran parte del retraso que se está produciendo en España en la transformación digital en Salud se deben a que se está dando más importancia a las propias tecnologías que a la verdadera experiencia del receptor final. El presidente de la ASD indica que “se están cometiendo errores en los procesos operativos, en los modelos de desarrollo y en la experiencia del cliente final”; tal y como asegura Jaime del Barrio, “hay mucho pendiente de resolver para que los avances tecnológicos se plasmen en soluciones que ayuden en los problemas de la vida real de la gente”; así, por ejemplo, cree que “destinar más presupuesto para seguir haciendo lo mismo es agravar las ineficiencias actuales, por lo que hemos de pensar y actuar diferente”.

En relación con los procesos operativos, se insiste en digitalizar procesos que aún no se sabe si son adecuados o no para responder ante un “inminente presente” que habrá de responder a retos bien distintos de los que inspiraron en el pasado los actuales sistemas de asistencia sanitaria. Por ello, según se propone desde la ASD, habría que digitalizar sólo aquello que haya sido validado como necesario, en armonía con un nuevo esquema estratégico, en respuesta a las actuales y futuras-necesidades insatisfechas de los ciudadanos, y siempre que no exista una alternativa más coste-efectiva por la que apostar.

Respecto a los modelos de desarrollo, y aparte de sostener que “es imposible mantener viable un modelo obsoleto, que se basaba en el volumen, el acceso y la actividad”, Jaime del Barrio considera necesario diseñar nuevos ‘modelos de desarrollo’ que hagan sostenible una sociedad del bienestar; en concreto, propone “apostar por incorporar de forma acelerada todas aquellas herramientas ya disponibles, (IoT, wearables, MR, Inteligencia Artificial, 5G, …) y que permiten trasladar el punto de resolución de eventos, tanto de forma reactiva como predictiva y preventiva, hacia la ubicuidad. Esto debe dar entrada a nuevos modelos de desarrollo más sostenibles y efectivos, desde una perspectiva de innovación conducida por la utilidad”.

Igualmente, desde la ASD se asegura que el desarrollo de nuevos mecanismos de intervención y terapia, tremendamente sofisticados y caros, no debe absorber la mayor parte de la inversión, sin previamente utilizar el potencial que ofrece la experiencia del cliente, en este caso concreto, el profesional sanitario y el paciente. Por eso, se propone integrar en toda la cadena de valor socio-asistencial aquellos mecanismos y herramientas que faciliten la presencia permanente de los ciudadanos, ya sea en su condición de usuario, paciente o profesional asistencial, en cada una de las fases de desarrollo de nuevos productos y servicios. 

De la experiencia finlandesa a las promesas de la IA

Partiendo de estas premisas, la Jornada pone de relieve los retos, desafíos y avances que se están alcanzando en el ámbito de la Salud Digital en nuestro medio, compartiendo también experiencias de éxito de otros países. Así, aparte de abordar cómo acometer la definitiva transformación Digital en Salud, la reunión evalúa la viabilidad de los sistemas sanitarios heredados ante el baby boomer, y pretende servirá para mejorar la detección de las necesidades reales de salud de las personas. Se exponen soluciones particulares para afrontar las demandas en salud, evaluando desde iniciativas de reingeniería de procesos hasta proyectos de biodiseño. También se presentan algunas de las más prometedoras líneas de trabajo de futuro en Salud Digital: Medicina Personalizada, robótica, tecnologías inalámbricas, los wearables, el Internet de las cosas o la inteligencia artificial.

En este foro se muestra la experiencia de Finlandia con un hospital virtual que brinda atención médica especializada a 1,6 millones de personas a través de una plataforma de servicios digitales que ofrece un concepto integral para la transformación digital en todas las soluciones del sector sanitario. Como explica Daria Mashkina, Senior Advisor Business Finland, “el Health Village es una plataforma de servicios digitales para la transformación digital integral de organizaciones del sector sanitario”. Aporta servicios de salud pública para el público en general, vías de atención digital para pacientes con diagnósticos específicos y servicios digitales para los profesionales de la salud. Los servicios están habilitados a través de una plataforma personalizada en la nube y han sido diseñados en colaboración con pacientes, profesionales de la salud y organizaciones de pacientes.

El concepto Health Village se ha desarrollado en cooperación con los hospitales universitarios finlandeses de Helsinki, Turku, Tampere, Kuopio y Oulu. Se apuesta por un cambio operativo en el sector de la salud, en lugar de simplemente digitalizar los antiguos servicios o añadir otros nuevos servicios dentro del marco de servicio antiguo. “Los servicios de Health Village permiten atender a más pacientes con la mejor calidad en un mismo periodo de tiempo que con la atención clásica, en base a rediseñar los procesos y fomentar la participación de pacientes y profesionales de la salud”, indica Minna Eloranta, Project Manager del Helsinki University Hospital (HUS), quien considera que “este concepto es exportable a cualquier grupo de pacientes, organización y país”; con todo, según Jaime del Barrio, “una opción como ésta todavía está lejos en España”. En opinión de Minna Eloranta, para poder crear impacto con las soluciones digitales que surgen, los antiguos procesos de servicio deben renovarse, y esto requiere “una apuesta por la innovación, gestión de cambios eficiente y fortalecimiento del e-Expertise”.

Otros de los temas centrales de esta Jornada es la Medicina Personalizada y el papel de la robótica. En este sentido, Baltasar Lobato, Partner Advisory en Health & Life Sciences de EY  (Ernst & Young), asegura que “en los próximos años la genómica, la medicina personalizada y la robótica van estar accesibles de forma masiva y el tratamiento del cáncer y otras patologías será cada vez más personalizado y con un mayor protagonismo de la inteligencia artificial (IA)”; en concreto, durante esta jornada se analiza el impacto que estas tecnologías digitales  tendrán en la cadena de valor de la industria farmacéutica y hospitalaria, así como los aspectos legales y regulatorios de su implantación.

Sobre la sostenibilidad de los sistemas sanitarios y las aportaciones de los avances en Salud Digital en este ámbito se centra una sesión monográfica. Entre otras, se conocerá la experiencia de Atrys en telemedicina y en medicina de precisión. En concreto, el proyecto DAPLIA, desarrollado con apoyo y financiación del CDTI, es un ejemplo de desarrollo de una herramienta de Inteligencia Artificial basada en redes neuronales artificiales para realizar un diagnóstico automatizado de algunas patologías prevalentes en radiología. Según se ha confirmado, la introducción de la Inteligencia Artificial no solo permite optimizar tiempos sino que, además, impacta positivamente en la calidad diagnóstica.

Como indica Isabel Lozano Fernández, CEO en Atrys Health, “la Salud Digital tiene, sin duda alguna, el potencial de ser catalizadora de la sostenibilidad del sistema sanitario, fomentando el ahorro, aportando eficiencia y manteniendo la calidad de los servicios médicos”. En su opinión, “la Salud Digital no solo mantiene los niveles de precisión diagnóstica de los sistemas sanitarios, y cuenta con sistemas de doble verificación, sino que está ya introduciendo inteligencia artificial, afinando cada vez más lo que entendemos por precisión”. Además, según añade esta experta, “la Salud digital se presenta como un importante factor para hacer accesibles los servicios médicos a aquellas zonas con pocos facultativos”. 

Salud Digital y Desarrollo Sostenible

Durante esta Jornada se revisa también la contribución de la Salud Digital ante los objetivos de desarrollo sostenible (ODS), aludiendo especialmente a los objetivos relacionados con la igualdad de género, y el trabajo decente y el crecimiento económico, haciendo especial hincapié en las futuras habilidades y perfiles de los profesionales de la salud en el entorno digital. Los ODS son los objetivos fijados por la ONU para mejorar la vida de las generaciones futuras de una manera sostenible. Aunque cada uno de los diecisiete objetivos de desarrollo sostenible plantea metas específicas, en todas y cada una de ellas tiene un peso específico y determinante para su consecución el grado de transformación digital, y todas condicionan de alguna manera el estado de salud y de bienestar de la sociedad.

Como subraya Ana Polanco, directora de Corporate Affairs de la compañía de ciencia y tecnología Merck y presidenta de Asociación Española de Bioempresas (ASEBIO), “la transformación digital en el sector Salud debe ir alineada con los objetivos de sostenibilidad de la Agenda 2030”. Y es que, a su juicio, “la transformación digital del sector Salud está ya permitiendo prevenir, diagnosticar y tratar enfermedades de manera más eficiente, así como diseñar estrategias y medir su impacto en tiempo real para incidir positivamente en la Salud Pública. Todo esto tiene un impacto positivo en la sostenibilidad”. 

En relación con los ODS, la Salud tiene una posición central en la agenda a través del ODS 3 (Salud y bienestar), tratando de poner en marcha las acciones necesarias para garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades. Para Elena Torrente, miembro del grupo de expertos de Salud Digital de la Organización Mundial de la Salud (OMS), “no cabe duda que la Salud Digital no sólo puede ayudar a alcanzar el objetivo 3, que pretende garantizar una vida sana y bienestar para todos, sino otros como el 5 de igualdad de género o el 8 relacionado con el trabajo decente y las habilidades de los profesionales de la salud en el entorno digital”; para la representante de la OMS, que participa como moderadora en esta Jornada, “es necesario promover la colaboración a nivel nacional e internacional (y a nivel público y privado) para avanzar en la transferencia de conocimiento y en la escalabilidad de las soluciones de salud digital”.

En este contexto, la transformación digital es una herramienta que está cambiando los modelos de desarrollo de muchas empresas e instituciones hacia una economía sostenible y mucho más respetuosa con el medio ambiente. En opinión de Ana Polanco, “la transformación digital y los ODS tienen una intersección muy interesante: se trata de digitalizar los procesos de las compañías para ser más sostenibles y, por tanto, facilitar que se consigan estos objetivos. Las herramientas tecnológicas permiten optimizar procesos y reducir así el impacto medioambiental”. 

En el caso concreto del Objetivo 5 (Igualdad de Género) de los ODS, la representante de AseBio explica en este foro cómo la diversidad es fuente de conocimiento, de innovación y, además, es rentable (contribuye a generar riqueza). El Informe de la Organización Internacional del Trabajo “Las mujeres en la gestión empresarial. Argumentos para un cambio” aporta cifras para la reflexión: las empresas con políticas de igualdad de oportunidades en el empleo y culturas inclusivas de género tienen mayor probabilidad de aumentar sus beneficios y su productividad (más del 60%), así como de mejorar su reputación, atraer y retener el talento con mayor facilidad y lograr cotas de mayor creatividad de innovación (casi el 60%).

En su intervención, Ana Polanco muestra el impacto positivo que tendría en nuestra economía y en nuestra sociedad si se avanzase en la eliminación de la brecha de género que afecta a diferentes dimensiones como la salud o el trabajo. En el año 2018 se promovió desde Merck la creación de ClosinGap, una plataforma integrada por 12 empresas que representan a alrededor de un millón de personas. Gracias a esta plataforma, liderada por Merck, “aportamos cifras que reflejan el impacto económico que tiene para todos como sociedad (hombres y mujeres) no aprovechar todo el talento femenino en áreas como la Salud, la conciliación, las pensiones, el ocio o la movilidad, entre otras”, asegura Ana Polanco. El informe “Coste de oportunidad de la brecha de género en Salud”, elaborado por esta plataforma, revela que esta brecha representa al menos 9.000 millones de euros al año en España. 

También desde AseBio se están llevando a cabo varias iniciativas para tratar de liderar la transformación del país, posicionando la innovación como motor de su competitividad y desarrollo social, impulsando así el desarrollo del ecosistema biotecnológico como elemento clave de este cambio de paradigma. El Informe AseBio 2019 abordará la sostenibilidad y diferentes iniciativas de las empresas biotecnológicas que contribuyen a este objetivo. Y en la próxima edición de BioSpain, que se celebrará en Pamplona del 29 de septiembre al 1 de octubre de 2020, habrá mesas de análisis y foros de discusión sobre los últimos avances del sector, incluyendo sus implicaciones para la sostenibilidad.

Punto de encuentro

Con ésta, se alcanza la quinta edición de una jornada que se ha convertido en referencia en nuestro país en el ámbito de la Salud Digital. Según opina el presidente de la ASD, “es la combinación de un trabajo bien hecho de cinco años desde la Asociación Salud Digital, que se ha consolidado en sus objetivos y estrategia para la consecución de los mismos”; según Jaime del Barrio, “la digitalización aplicada al sector de la Salud se ha plasmado en una necesidad, y este tipo de reuniones propician el intercambio de conocimiento, experiencias, contactos y un compromiso de seguir sumando para avanzar más lejos y mejor en el menor espacio de tiempo convencidos de los beneficios que supone en resultados en Salud”.

Desde la ASD se entiende la Salud Digital como la conjunción de nuevas tecnologías, y sobre todo tecnologías disruptivas, en la búsqueda de una Salud individual y colectiva, entendida ésta como una situación de búsqueda de bienestar y de contribución en los avances en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades, habilitando a los sistemas social y sanitario en la prevención de la enfermedad.

La jornada puede seguirse en streaming https://salud-digital.es/v-jornada-streaming/ y por YouTube (Mañana: https://www.youtube.com/watch?v=LEXj18qu4uY; Tarde: https://www.youtube.com/watch?v=WOToqL4joQY)