Cerca de 17.000 usuarios de los 31 Hogares de Mayores que hay en Aragón participan en los diferentes cursos del Envejecimiento Activo que ofertan estos centros y que impulsan la convivencia y evitan el deterioro físico y cognitivo. El Gobierno de Aragón invierte en ellos 415.000 euros. Los datos los ha dado a conocer esta mañana la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón, María Victoria Broto, durante la visita que ha realizado al Hogar de Mayores del Picarral, donde –coincidiendo con la celebración de San Valentín- 11 parejas han celebrado sus Bodas de Oro.

Durante el acto, la consejera ha destacado “el papel vital que desempeñan estos centros para combatir uno de los principales problemas de nuestra sociedad: la soledad no deseada”. En este sentido, María Victoria Broto ha explicado que los hogares “actúan como antenas, en los barrios y en las comarcas, para detectar cuanto antes casos de personas que pueden estar enfrentándose a esta situación y eso les permite actuar a tiempo”. Por eso, ha animado a los mayores de la Comunidad a utilizar este recurso y a hacer uso de todos los servicios que ofertan.
Actualmente, los hogares de Aragón suma 123.000 socios. En el caso concreto del Hogar del Picarral hay 4.000 y se reciben solicitudes nuevas todos los días. Además de otros cursos y servicios (como peluquería, podología o comedor); dentro del programa de Envejecimiento Activo, en este centro se imparten clases de mantenimientos físico e intelectual y de nuevas tecnologías, que son –precisamente- las áreas que tienen más demanda entre los usuarios en toda la Comunidad.

Medio siglo de vida en común
En el acto que se ha celebrado esta mañana, once parejas, socias del centro, han celebrado sus 50 años de vida en común en un emotivo acto, donde han podido compartir parte de sus vivencias con el resto de sus compañeros, puesto que se ha hecho referencia a sus respectivas historias de amor. Las parejas han sido homenajeados con actuaciones musicales, como la de la rondalla de acordeones del hogar; y de baile, con los propios monitores del centro. Además, la consejera ha hecho entrega de un ramo de flores a las parejas y, al final del acto, también han recibido un obsequio.

El Hogar del Picarral fue inaugurado en mayo de 2011 para dar respuesta a la demanda vecinal de barrios como Zalfonada, Actur y Picarral y, actualmente, funciona a pleno rendimiento con programas como el citado de Envejecimiento Activo y con otras iniciativas, como una actividad intergeneracional que realizan con Coapema (Consejo Aragonés de las Personas Mayores) y que consiste en convivir algunas jornadas con los alumnos del Colegio Agustina de Aragón; otra denominada “Nuestros Yayos: maestros de vida”, también vinculada con los centros educativos e la zona, así como talleres, actividades y todos los servicios propios de la cartera del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS).