Uno de cada tres alimentos producidos en el mundo termina en la basura. Ante esta cifra y con el objetivo de seguir con su compromiso en favor del medio ambiente y la promoción de las prácticas sostenibles y de consumo responsable, Serunion, compañía líder en el sector de la restauración colectiva, ha logrado salvar 784 packs de comida desde su incorporación a la aplicación móvil Too Good To Go a finales del año pasado. Estas cifras equivalen a 1.960 kilos de CO2 no emitidos o a que un coche recorra más de 11.289 kilómetros.

Serunion, empresa que lucha de manera activa contra el desperdicio alimenticio, es la primera y única empresa del sector de la restauración colectiva que participa en el proyecto. Su colaboración comenzó en octubre de 2019 con una prueba piloto con la aplicación de este servicio en nueve de sus centros hospitalarios. Entre ellos destacan el Hospital de La Princesa y el Hospital Beata María Ana, ambos en Madrid, y el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en Oviedo. Ante el éxito de la iniciativa y las valoraciones positivas de los usuarios, la compañía ha previsto un plan para extender el uso de la aplicación de manera paulatina a más centros gestionados por Serunion durante 2020.

De esta forma, el HUCA y el Hospital Beata María Ana se registran como los dos centros con mayor número de packs de comida salvados con 216 y 197, respectivamente. Por su parte, también el HUCA y el Hospital Príncipe de Asturias, de Alcalá de Henares, son los dos centros de Serunion con mayor ratio de venta. En conjunto, la valoración de Serunion por sus consumidores es de 4.21 puntos sobre 5 de media, repartidos en un 4.33 puntos por la calidad de los productos ofertados, 4,29 puntos por cantidad de comida, y 4.33 por el servicio ofrecido.

Es responsabilidad de todos hacer todo lo que está en nuestras manos para reducir el impacto ambiental del planeta. Desde Serunion siempre hemos luchado para promover pautas de consumo responsable y creemos que la colaboración con Too Good To Go es una gran oportunidad para reaprovechar el excedente de comida y minimizar el volumen de desperdicios. Uno de los grandes retos para 2020 es seguir creciendo y sirviendo comidas de calidad en nuestros centros de una manera sostenible”, ha declarado Laura de la Vega, directora de RSC en Serunion.

El problema del desperdicio alimenticio no es solo los alimentos que no se consumen sino también los recursos que se han utilizado para poder servir las comidas y que lleguen a sus consumidores. Estos residuos son responsables del 8% de las emisiones del efecto invernadero. Gracias a grandes empresas concienciada con el medio ambiente como Serunion estamos consiguiendo reducir la huella ambiental” ha señalado Oriol Reull, Director de Too Good To Go en España.