IMQ da un paso más y, gracias al acuerdo alcanzado con DAS Seguros, pone a disposición de los y las clientes de su seguro de decesos la herramienta Mi Test@mento mediante la cual los usuarios y usuarias podrán reflexionar y elaborar sus últimas voluntades desde la comodidad del hogar; resolviendo sus dudas con el apoyo de un abogado durante toda la tramitación.

 

El servicio nació de la necesidad de dejar estas últimas voluntades por escrito, previamente al fallecimiento del usuario/a, acto que facilita considerablemente los trámites a los descendientes y seres queridos.

 

Mi Test@mento permite crear el testamento notarial en el que la persona expresa su voluntad respecto a la designación de herederos cuando fallezca. Además, permite conocer, con transparencia y claridad, los pasos para realizar un testamento vital en el que la persona aclare los tratamientos médicos que desearía recibir, el destino de su cuerpo y órganos cuando fallezca, así como quién querrá que le represente cuando ya no pueda decidir. Todo ello, sin olvidar el asesoramiento para la reflexión y toma de decisiones en relación a la herencia digital del usuario.

 

La herramienta funciona de manera intuitiva, mediante cuatro sencillos pasos. En primer lugar, el usuario rellena el formulario vía web. A continuación, el abogado se pone en contacto con el interesado/a para aclarar dudas a la hora de redactar el testamento a través del canal más cómodo para el usuario, ya sea teléfono o correo electrónico. En tercer lugar, se reserva hora en la notaría más cercana al usuario/a, y finalmente, se procede a la firma del testamento.

 

Para Javier Aguirregabiria, director general de IMQ, “este servicio permite a nuestros casi 20.000 asegurados de IMQ Decesos ayudar a sus seres queridos a pasar los trámites derivados del fallecimiento de un familiar de la manera más sencilla posible, teniendo claro en todo momento las últimas voluntades y el testamento del fallecido con el descanso y la tranquilidad que de ello se deriva.”